jueves, 16 de febrero de 2012

¿Que hacer con los fumadores que no quieren dejar de fumar?

Muchos fumadores carecen de la motivación suficiente para hacer un intento de abandono del tabaco, y no quieren dejar de fumar. Una intervención que puede aumentar  el número de fumadores que hacen un intento de abandono, y que consigan dejar de fumar, es el consejo sanitario para que abandonen el tabaco y la entrevista motivacional. Otra novedosa aproximación sobre el fumador que no quiere dejar de fumar es que use terapia sustitutiva con nicotina (TSN), y animarle e instruirle para reducir sustancialmente y de forma persistente su consumo diario de tabaco (todo lo que sea posible). En los últimos años se han publicado estudios que nos hacen plantearnos la utilidad de proporcionar TSN en los fumadores que no quieren dejar de fumar:

·         Un meta análisis de 7 ensayos clínicos aleatorizados con un total de 2676 fumadores incluidos que no querían dejar de fumar, mostró que las tasas de abandono a los 6 meses eran significativamente mayores en aquellos fumadores a los que se les proporcionó terapia sustitutiva con nicotina durante 6 meses o mas mientras intentaban reducir su consumo de tabaco que en el grupo control (9% frente a 5%).

·         Otro estudio publicado en 2011 sobre 1154 fumadores que inicialmente no querían dejar de fumar, mostró un beneficio del uso de terapia sustitutiva con nicotina durante 2 meses (tasas de abstinencia del 17% frente al 10% en el grupo control).

·         Carpenter MJ y colaboradores han evaluado si añadir TSN a una intervención para motivar a dejar de fumar consigue que los fumadores intervenidos dejen en mayor proporción el tabaco. Los resultados muestran mayor incidencia de intentos de abandono 49% frente a 40 % entre los que usaron TSN. Aunque la abstinencia a los 6 meses fue mayor en el grupo de TSN 16 frente a 14%, la diferencia no fue significativa.


Además, estos estudios han demostrado que una quinta parte de los fumadores que no querían dejar de fumar redujeron su consumo de tabaco en un 50% o más con el tratamiento. Otro de los hallazgos del meta análisis citado es la ausencia de un incremento en los efectos adversos serios con la combinación de TSN y consumo de tabaco; el único efecto adverso mas común en el grupo que recibió la TSN que en el grupo placebo fue la nausea (8,7% versus 5,3).
Michael Fiore, el primer autor de la Guía Americana de la US Public Services de 2008 ha introducido esta aproximación al abordaje del paciente fumador, que no quiere dejar de fumar, en un articulo publicado en el New England en septiembre de 2011. En este mismo artículo Fiore comenta que hay múltiples desafíos en el abordaje clínico del paciente fumador, entre los que está el hecho de que solo el 20% de los fumadores están preparados para hacer un intento de abandono del tabaco en el momento actual. Parece claro que habrá que centrarse e idear estrategias para intervenir en el 80% restante.

Todo un reto por delante, que seguro es motivo de debate 

1 comentario:

Sonia Nájera Maguiña dijo...

Hola

Me llamo Sonia y estuve leyendo un par de articulos de tu blog, estaba buscando temas información sobre problemas de salud como el tabaquismo y di con tu blog. Te comento que soy administradora de un directorio web y me encantaría contar con tu blog en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes ingresen a tu web también.

Si estás de acuerdo con la idea, házmelo saber.

Éxitos con tu blog!

Sonia
sonya24@gmail.com