jueves, 28 de mayo de 2015

Ayuda para el fumador que quiere dejar de fumar. Los Ex Fumadores son imparables.

En  2011  la Comisión Europea lanzó una campaña  para ayudar a los jóvenes europeos de 24 a 35 años a dejar de fumar, que daba mucha importancia a las redes sociales como ya comentamos en el blog. Una nueva edición de la campaña ‘Los Ex-Fumadores son Imparables’ se ha puesto en marcha en 2015 (ver nota de prensa).  El objetivo es ayudar a la gente joven a abandonar el tabaco y promover los múltiples beneficios de un estilo de vida sin tabaco.
 
 

A destacar de la campaña la aplicación del mejorado  iCoach 2015, un asistente digital de salud que está disponible tanto online como en forma de aplicación móvil para dispositivos Apple y Android, en los 23 idiomas de los 28 países de la Unión Europea. El acceso a iCoach es gratuito y muy sencillo para todos aquellos que quieran usarlo.  Esta herramienta guía a los usuarios a través de cinco fases progresivas para dejar de fumar, pero ahora incorpora diversos retos personales específicos para cada fase como mantener un registro de lo que se fuma cada día, posponer el deseo de fumar, y otros consejos de tipo conductual para dejar de fumar. Estos retos permiten a los usuarios alcanzar por sí mismos pequeñas metas asequibles que, una vez conseguidas, les animan a asumir retos mayores y tener un mayor control de su conducta de fumar. iCoach también premia los retos superados con mensajes estimulantes y de refuerzo pudiendo los usuarios, además, compartir sus logros y éxitos personales en redes sociales. Esto refuerza la dimensión emotiva de la campaña, un aspecto que ha demostrado aumentar el impacto de las campañas anti-tabaco.
Como dicen los autores, dejar de fumar no es tarea fácil. Por ello, son necesarias herramientas para ayudar a dejar de fumar. Bienvenida la campaña de la Comisión Europea que en nuestro país está apoyada por el GAT de semFYC y el CNPT.
Esta campaña se relanza estos días con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco de la OMS el 31 de mayo. Este año el lema elegido es "Alto al comercio ilícito del tabaco". La OMS nos dice que el tráfico ilícito de productos de tabaco es malo para su salud y para sus intereses por estas razones:
  • Los productos ilícitos de tabaco arrastran a los jóvenes a probar y consumir tabaco, porque es más barato. Los productos ilícitos también engañan a los jóvenes consumidores de tabaco, porque no llevan advertencias sanitarias, y en ocasiones empujan a los niños a participar en actividades de venta ilegal.
  • El comercio ilícito merma los ingresos públicos en concepto de impuestos, y ese dinero se podría destinar a la prestación de servicios públicos en lugar de ir a parar a manos de delincuentes.
  • El comercio ilícito aumenta la corrupción y debilita la buena gobernanza.
  • Es sabido que las empresas tabacaleras han aprovechado los resquicios legales de los sistemas de gobernanza del control del tabaco para participar en el comercio ilícito de productos de tabaco.
 
 

lunes, 25 de mayo de 2015

Novedades de la XVI Semana Sin Humo


Ya está en marcha la XVI SEMANA SIN HUMO, que este año se desarrollará del 25 al 31 de mayo con el lema "EMPEZÓ CON UNA CALADA, ACABÓ CON UNA VIDA". Durante el pasado año, tanto desde la Directiva Europea como desde la Conferencia de las Partes en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, se han aportado avances importantes en la regulación de determinados aspectos de los productos de tabaco (uso de aromatizantes, empaquetado genérico, regulación de los nuevos productos de tabaco, eliminación del comercio ilícito....) pero todavía nos queda mucho por hacer. Ver presentación.
Tres son las novedades de esta edición de la SSH:

 

 
Os recordamos las propuestas de actividades para la Semana sin Humo, y os pedimos que nos contéis qué haces o qué hace tu Centro de Salud en la Semana sin Humo en Twitter a través de #SemanaSinHumo o en Facebook https://wwww.facebook.com/semFYC.
La Semana Sin Humo semFYC es una actividad del Grupo Abordaje al Tabaquismo de semFYC, con apoyo del PAPPS, y que este año ha contado con la colaboración del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, a través de su Estrategia de Promoción de la salud y prevención en el Sistema Nacional de Salud.  
 


 

jueves, 21 de mayo de 2015

Sesión clínica XVI Semana Sin humo.


Hoy invitamos a Cesar Minué a escribir en el Blog Salud y Prevención PAPPS. Cesar, médico de familia miembro del GAT de semFYC y de somamfyc, nos propone una interesante sesión clínica para dar en nuestro centro de salud con motivo de la XVI Semana Sin humo.
Ya está aquí la XVI Semana sin Humo, que va a tener lugar del 25 al 31 de mayo. Este año el lema es: “Empezó con una calada, acabó con una vida”. Entre otras cosas, la semana pretende sensibilizar a los profesionales de atención primaria y a nuestra población de que en los centros de salud podemos ayudar a nuestros pacientes a dejar de fumar. Entre las actividades de estos días, una de ellas es la de preparar sesiones clínicas para nuestros compañeros. Por este motivo, nos hemos hecho la pregunta: ¿Qué hay de nuevo en tabaquismo en este último año? No es una revisión exhaustiva, ni sistemática, y se refiere al punto de vista clínico. Podéis acceder a la presentación para poder utilizarla en vuestros centros.  
Sobre como intervenimos.
La intervención más difundida en atención primaria para el abordaje del tabaquismo es la estrategia de las 5A. Es decir, preguntar sistemáticamente si se fuma, aconsejar dejar de fumar, apreciar o valorar la disposición de hacer un intento de abandono, ayudar si deciden hacerlo y acompañar o acordar un seguimiento. A menudo damos por hecho muchas cosas y saltamos por encima de ellas porque son demasiado evidentes. Una de ellas es asumir que preguntamos a todos los fumadores si fuman o no, y otra que lo registramos. En estudios previos, como por ejemplo evaluaciones del PAPPS, el registro de tabaco constaba solo en alrededor del 50% de las historias clínicas. En Australia, uno de los países con mayor implicación en la lucha contra el tabaco, se preguntaba a los pacientes en la sala de espera que rellenaran un cuestionario sobre características demográficas, historial médico y estatus de fumador; después se le preguntaba al médico si el paciente era fumador o no. Los resultados de este estudio muestran una prevalencia de fumadores del 11.3% autorreferida y del 9.5% según el médico. Este tenía una sensibilidad del 66% y un valor predictivo positivo del 78%. En nuestro medio, con una prevalencia de fumadores mucho mayor, ¿preguntamos a nuestros pacientes?, ¿sabemos quiénes fuman?, y, a partir de aquí, ¿les aconsejamos?, ¿les ayudamos? 

Sobre la mortalidad asociada al consumo de tabaco.
A la hora de aconsejar (vamos con la segunda A), todos sabemos que fumar es malo, que es la principal causa de mortalidad evitable y que uno de cada dos fumadores muere por una enfermedad relacionada con el consumo de tabaco. Sabemos que fumar es la principal causa de EPOC, y que el cáncer de pulmón sería una enfermedad rara si no existiera el tabaco. Además la exposición al humo del tabaco en no fumadores aumenta el riesgo en un 20-30% de cáncer de pulmón y de enfermedad coronaria, por poner sólo un par de ejemplos. En 2014 ha aparecido el documento del Surgeon General Report (SGR) sobre las consecuencias para la salud del tabaco. Se cumplen 50 años desde la 1ª edición del informe de la Dirección General de servicios de Salud  (SGR) sobre el tabaquismo y la salud de 1964. En esta actualización se confirma la relación entre fumar y el desarrollo de otras  enfermedades no asociadas previamente al consumo de tabaco, como los tumores de hígado, el cáncer de colon, la degeneración macular asociada a la edad, la tuberculosis, la diabetes, el embarazo ectópico, la disfunción eréctil, o la artritis reumatoide. Además, se confirma la asociación de la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco y la aparición de ictus. Una muy reciente publicación en el New England, de seguimiento de cinco estudios de cohortes, pone de manifiesto el exceso de mortalidad entre los fumadores, que sólo puede ser explicable por la asociación del tabaquismo con otras enfermedades no relacionadas previamente con el consumo de tabaco, como son la insuficiencia renal, la isquemia intestinal, algunas infecciones, el cáncer de mama o el de próstata. Si antes decía que uno de cada dos fumadores muere por una enfermedad relacionada con el consumo de tabaco, un estudio prospectivo australiano de más de 200.000 fumadores mayores de 45 años encuentra que 2 de cada 3 muertes en fumadores son atribuibles al tabaco. De media, los fumadores mueren 10 años antes que los no fumadores. Como en otras cohortes, la curva de supervivencia de los que dejan de fumar antes de los 40 años es superponible a la de los no fumadores, dato significativo a la hora de dar consejo.
 
Sobre dejar de fumar y calidad de vida.
Una preocupación importante, una de las resistencias que ponen nuestros pacientes a la hora de dejar de fumar es la consideración de que fuman porque les alivia los síntomas emocionales, los sentimientos de ansiedad o depresión, les estabiliza el ánimo o les ayuda a hacer frente al estrés. Este patrón de conducta ocurre tanto en fumadores con trastornos mentales diagnosticados como sin ellos. Cuando el fumador está sin fumar experimenta irritabilidad, ansiedad, síntomas depresivos, que son aliviados al fumar, creando la percepción de que fumar en sí produce beneficios psicológicos, cuando el hecho es que en sí produce más bien alteraciones. Una revisión sistemática y metaanálisis de los estudios de cohortes mide la ansiedad y la depresión tras la abstinencia (más de 6 semanas). Los resultados nos dicen que dejar de fumar se asocia a mejorías en ansiedad, depresión, estrés, calidad de vida psicológica y afecto positivo, en comparación con los que siguen fumando, en una magnitud similar o mayor, según los autores, que el tratamiento antidepresivo
 
Sobre el tratamiento farmacológico.
Una de las maneras de ayudar a dejar de fumar (cuarta A) es con el tratamiento farmacológico. Hasta ahora sabemos que su empleo duplica las posibilidades de dejar de fumar y, que en términos absolutos, muchas más personas dejan de fumar si además se apoya sobre una intervención cognitivo-conductual. Los tratamientos de elección son el tratamiento sustitutivo con nicotina (TSN), el bupropion y la vareniclina. Sabemos que, en comparaciones directas, en ensayos clínicos promovidos por la industria, la vareniclina es más eficaz que el bupropion. Cahill resume los resultados de su propia revisión Cochrane, en la que compara los diferentes tratamientos mediante comparaciones indirectas, llegando a la conclusión de que la vareniclina y los tratamientos combinados de nicotina son los más eficaces, lo que podría decantar hacia su uso en pacientes con más dependencia o más intentos previos. Sin embargo, una de las preocupaciones con el empleo de vareniclina es la relativa a la seguridad neuropsiquiátrica. La FDA advirtió hace algunos años, a través de notificaciones espontáneas, de posibles efectos secundarios psiquiátricos en pacientes que tomaban este fármaco: ideación o conducta suicida, depresión, reacciones psicóticas. Un metaanálisis de 39 ensayos clínicos de vareniclina, con 10000 pacientes, no encuentra pruebas de más efectos adversos neuropsiquiátricos en comparación con placebo, salvo para insomnio y sueños anormales. Hay que tener en cuenta que son ensayos clínicos patrocinados por la industria, con población altamente seleccionada, y diseñados para la evaluación de eficacia. Los mismos autores no encontraban tampoco mayor incidencia de estos efectos es un gran estudio prospectivo en la atención primaria inglesa.

Dos ensayos clínicos publicados este año comparan la combinación de vareniclina y TSN frente a vareniclina sola, con resultados contradictorios, en uno de ellos los resultados a 6 meses son favorables a la combinación, no así en el otro. Tampoco parece que la combinación de vareniclina y bupropion comparada con vareniclina sola sea más efectiva a largo plazo y sí puede aumentar los síntomas de ansiedad y depresión.

Durante el embarazo se aconseja intentar dejar de fumar sin fármacos, pero si no es posible, se suele recomendar con precaución el empleo de TSN, bajo el supuesto teórico que siempre es preferible la exposición a la nicotina que a todos los componentes del tabaco. Sin embargo, hasta el momento no hay datos concluyentes de la eficacia del TSN en este caso. A menudo, los ensayos clínicos encuentran una muy baja adherencia a los tratamientos, y este puede ser uno de los motivos de la dificultad para demostrar su utilidad. Un ensayo clínico realizado en Francia con parches de nicotina, con un buen cumplimiento del  tratamiento en ambos brazos, no encuentra mayor abstinencia en el grupo de TSN que en el de placebo en el momento del parto.

Disponemos de intervenciones efectivas en atención primaria. Preguntemos, aconsejemos y ayudemos a los que quieran intentar dejar de fumar.
Cesar Minué Lorenzo

 

 

lunes, 18 de mayo de 2015

Sobre cuidados de la salud innecesarios y cuidados necesarios

 
El año pasado la semFYC publicó el documento semFYC «No hacer» con  las primeras 15 recomendaciones de intervenciones médicas que no hay que hacer en la práctica clínica diaria. Diez recomendaciones están relacionadas con el tratamiento y cinco con los test diagnósticos. Esta iniciativa sigue a la que hace unos años elaboró la Alianza Nacional de Médicos (National Physicians Alliance) de Estados Unidos que puso en marcha un proyecto denominado Choosing Wisely (Elegir con Prudencia). También se inspira en  el «Do not do» del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) de Reino unido que identifica algunas prácticas clínicas que recomienda no hacer, ya sea porque no aportan beneficio, porque la relación entre riesgos y beneficios no está clara o porque no existe suficiente evidencia para aconsejar su uso sistemático.


En relación con la tendencia a "no hacer", hoy comentamos en el blog un reciente artículo publicado en la revista The New Yorker “Overkill” que es de obligada lectura para todos los que  queremos conocer las nuevas tendencias en cuidados médicos ya que reflexiona sobre los cuidados de salud innecesarios y necesarios, y lo que no hay que hacer en la practica clínica diaria . El artículo es extenso pero fácil de leer, y solo voy a destacar lo principal. El autor, cirujano especializado en tumores tiroideos, nos habla sobre los cuidados médicos de bajo valor o innecesarios, a raíz de su lectura del artículo publicado en JAMA Measuring Low-Value Care in Medicare. A través de experiencias personales como médico, y experiencias de familiares y amigos nos relata el desajuste entre los cuidados médicos que son necesarios y los que no lo son, y las consecuencias negativas que pueden traer.
Los médicos nos acordamos mucho, y queda grabado en nuestro cerebro, cuando nos equivocamos al no haber pedido a tiempo una prueba diagnóstica, pero no nos acordamos de las que pedimos y cuyo resultado no nos aporta nada al diagnóstico. En las últimas dos décadas, se ha triplicado el número de cánceres de tiroides detectados y operados en los Estados Unidos, pero no se ha reducido la tasa de mortalidad en absoluto. Se detectan más canceres pero estos son canceres “tortuga” que no van  dar problemas o son de muy lenta progresión, mientras fallamos en detectar los cáncer “pájaros” o “liebres” que pueden dar problemas. Todo ello justifica que haya un movimiento que preconiza con razón que muchas veces “Menos es más: los peligros de demasiada medicina”.

Nos enfrentamos a una epidemia médica mundial de “sobre realización” de pruebas o test médicos, de “sobre diagnóstico” y de “sobre tratamiento”. A los médicos se nos paga por hacer más y no menos, y nos da más miedo hacer poco que hacer demasiado. Y a los pacientes les pasa igual, prefieren que seamos “generosos” haciendo pruebas y aplicando tratamientos. El autor nos habla sobre los comportamientos éticos a la hora de proporcionar los cuidados de salud, y revindica el papel de una Atención Primaria fuerte a la hora de racionalizar los recursos existentes.

El autor del artículo concluye con una reflexión que me parece muy acertada. Quizás damos mucho cuidado innecesario y estamos obviando el cuidado necesario. No es suficiente con eliminar el cuidado innecesario. Este tiene que ser remplazado con el cuidado necesario. Y ahí entra todo lo que podamos hacer, como profesionales sanitarios, para que nuestros pacientes y nosotros mismos mantengamos unos hábitos de vida saludables (Decálogo para vivir más, mejor y más feliz). ¿Porque no empezar por dar un consejo de salud en la consulta sobre estilo de vida saludable? Recurso costo efectivo y no usado en todas las ocasiones que deberíamos.
No os perdáis el video de Choosing Wisely
 

  

jueves, 14 de mayo de 2015

Curso a distancia “Actualización de actividades preventivas en estilos de vida”


Ya esta en marcha el Curso a distancia semFYC eMedical “Actualización de actividades preventivas en estilos de vida”. Podéis apuntaros en el siguiente enlace. Mas información del curso en la web de semFYC Formación.
El estilo de vida de las personas se relaciona con una gran parte de la morbimortalidad, sobre todo en países desarrollados. La atención primaria de salud (APS) ocupa un lugar privilegiado para la prevención y promoción de la salud. Esto es debido, entre otros factores, a su amplia cobertura poblacional, a su proximidad a los ciudadanos y a que es el único nivel asistencial que atiende a las personas durante toda la vida y por lo tanto antes de la aparición de la enfermedad.
La efectividad de un buen número de actividades preventivas desarrolladas desde las consultas de atención primaria ha sido demostrada por un amplio número de estudios de investigación; entre ellas algunas actividades de consejo muestran una relación coste-efectividad muy favorable y un impacto poblacional potencial muy importante si se aplicaran en las ocasiones en que están indicadas.
Existe un importante número de recomendaciones, manuales, guías, de diversas organizaciones científicas, entre ellos el Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS) de semFYC que indican cómo y cuándo deben realizarse las actividades preventivas, y entre ellas el consejo sanitario. Aun así, diversos estudios y la propia evaluación del PAPPS muestran una insuficiente implantación real de estos programas y de la realización efectiva del consejo para la salud. Una de las barreras más importantes para la realización de estas actividades es la falta de formación en el tema, según confiesan los mismos profesionales (estudio Delphi realizado en 2003 por el Grupo EpS del PAPPS).
El objetivo general del curso a distancia “Actualización de actividades preventivas en estilos de vida” es conocer las últimas actualizaciones de las actividades preventivas sobre estilos de vida: tabaco, consumo de alcohol, alimentación y actividad física que se han publicado en los últimos años.
Los objetivos específicos son conocer las últimas recomendaciones sobre estilos de vida en el campo del tabaquismo, consumo de alcohol, actividad física, alimentación, y metodología de la educación para la salud, utilizar estas recomendaciones de la forma más adecuada posible y más adaptada a las características de la persona a la que se atiende y a la propia práctica, e integrar estas recomendaciones en la práctica clínica diaria.
El curso consta de 5 módulos sobre actualizaciones en el consumo de alcohol, actualizaciones en el campo del tabaquismo, actualizaciones en alimentación, actualizaciones en Actividad Física, y un módulo que hemos llamado miscelánea.
Como grupo de educación sanitaria y promoción de la salud os damos la bienvenida al curso y esperamos que os sea de utilidad para vuestra práctica clínica diaria, agradeciendo a semFYC y a MSD que hayan priorizado la formación en actividades preventivas.
 

lunes, 11 de mayo de 2015

Conclusiones de la VI Jornada Comité Nacional Prevención Tabaquismo CNPT

El pasado día 17 de abril de 2015 tuvo lugar la VI Jornada del CNPT que se ha desarrollado en el auditorio de Caixafòrum en Barcelona. Todo un éxito de asistencia con 340 personas y la presentación de  30 carteles y 7 comunicaciones orales, seleccionadas entre 61 resúmenes admitidos. Os adjunto las conclusiones de la jornada  y las presentaciones que nos van a permitir avanzar en prevención y control del tabaquismo en nuestro país:
  • El paquete de tabaco  es el elemento central y omnipresente de la marca de tabaco y representa el último bastión para publicitarse. El envasado/empaquetado genérico o neutro  (Plain Packaging) es el instrumento para revertir  la asociación entre la marca y los valores atractivos para los (primeros) consumidores.
  • La experiencia australiana demuestra que el envasado genérico es efectivo  reduciendo la proporción de personas que fuman,  haciendo menos glamuroso el paquete de cigarrillos e incrementando el impacto de las imágenes y advertencias. Las previsiones negativas de la industria tabaquera, una vez más, no se han cumplido.
  • El envasado genérico viene y debe sumarse a otras medidas (en relación a la fiscalidad, la publicidad, etc..) con las que se potencia e integra en una estrategia global de control del tabaquismo.
  • La legislación para prevenir y controlar el tabaquismo en defensa de la salud de la población es competencia y obligación de los gobiernos estatales. La industria del tabaco no puede pretender interferir o hipotecar este mandato en base a supuestos derechos de propiedad intelectual o amparándose en tratados comerciales de ámbito transnacional.
  • La evidencia sobre la morbimortalidad asociada al tabaquismo es sólida y contundente, y a día de hoy se siguen vislumbrando nuevos escenarios clínicos en los que se puede inferir causalidad con el tabaquismo. El daño cardiovascular por tabaco, la diabetes mellitus tipo 2 y la disfunción eréctil comparten un denominador común que es la disfunción endotelial.
  • El consejo sanitario para el cambio en el estilo de vida es eficaz y muy coste-efectivo si se realiza en base a la metodología que ha demostrado efectividad. El Ministerio de Sanidad ha elaborado un documento con las recomendaciones sobre “Consejo integral en estilos de vida vinculado a recursos comunitarios” (que pronto estará disponible en formato de curso interactivo “on line”) que se centra en la mejora de conocimientos y habilidades – especialmente las de tipo comunicativo – por parte de los profesionales asistenciales.
  • Para promover el autocuidado en las personas que fuman, hay que ayudar  a que se pongan una meta, se preparen, animarles continuadamente y mitigar los obstáculos, trabajando las emociones de las personas, para cambiar creencias y conseguir un beneficio importante para su salud.
  • No hay grandes novedades en el tratamiento farmacológico de deshabituación tabáquica. Los retos son las pautas terapéuticas combinadas, la duración del tratamiento y lograr llegar a una personalización del mismo que permita una mayor efectividad.
  • La experiencia clínica nos muestra la relación que existe entre el consumo de tabaco y el de cánnabis. Sin embargo disponemos de muy poca evidencia científica en relación al binomio tabaco-cánnabis.
  • Los programas preventivos desarrollados en el contexto escolar se han mostrado eficaces en relación a la prevención del tabaquismo, y algo menos, en el caso del cánnabis. Los programas más efectivos son los centrados en el entrenamiento de habilidades sociales, la interiorización de las normas del uso de sustancias y el aprendizaje en saber hacer frente a la presión social y de grupo.
  • Los programas preventivos han de estar complementados por otras medidas de ámbito comunitario, de ámbito familiar, así como del fomento de espacios sin humo tanto de tabaco como de cánnabis.
  • Con el Proyecto EVICT, promovido por CNPT y financiado por el PNSD, se pretende -- en una primera fase -- hacer aflorar aquella  evidencia que pueda existir en relación al consumo dual tabaco-cánnabis, con el objetivo de promover un abordaje más efectivo que permita frenar este fenómeno expansivo.

La mesa de comunicaciones orales y los carteles expuestos en la jornada permiten comprobar la vitalidad del movimiento de prevención y la calidad del trabajo que realizan centenares de profesionales comprometidos con la salud, que se plantean preguntas para entender mejor los problemas a que se enfrentan y como mejorar en su trabajo cotidiano.
 
 

jueves, 7 de mayo de 2015

Nuevas directrices dietéticas norteamericanas

Se ha publicado recientemente el interesante informe científico sobre  directrices dietéticas norteamericanas Scientific Report of the 2015 Dietary Guidelines Advisory Committee. Interesante por las novedades que aporta, y por la influencia que seguro va a tener en las recomendaciones sobre una alimentación saludable en USA y en otros países. La intención del informe es proporcionar evidencia científica en temas relacionados con la dieta, alimentación y salud.
 
Es muy difícil leer y resumir lo principal de un informe de casi 600 páginas, pero si se accede a su división en partes la lectura se simplifica para aquellos muy interesados. En el capítulo 2 se resume lo mas importante del informe, y se especifican las recomendaciones del mismo tras el análisis de las pruebas científicas. Resaltaría el párrafo sobre los patrones alimentarios o dietéticos que creo que resume muy bien lo esencial:
“La investigación actual proporciona evidencia de moderada a fuerte sobre los  vínculos entre los hábitos alimentarios sanos y menores riesgos de obesidad y enfermedades crónicas, particularmente la enfermedad cardiovascular, la hipertensión, la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. Nuevas pruebas también sugieren que pueden existir relaciones entre los hábitos alimentarios y algunos trastornos neurológicos y anomalías congénitas. El total de estudios analizados en el informe identifica que un patrón de dieta saludable se caracteriza por ser mayor el consumo de verduras, frutas, granos enteros, lácteos sin grasa o semidesnatados, pescados, legumbres y frutos secos; moderado en alcohol (solo en adultos); baja en carnes rojas y procesadas; y baja en alimentos y bebidas endulzadas con azúcar y granos refinados. Adicionalmente, disponemos de pruebas consistentes que demuestran que no es necesario eliminar grupos de alimentos o ajustarse a un solo patrón de dieta para lograr los hábitos alimentarios saludables. Por el contrario, los individuos pueden combinar los alimentos en una variedad de formas flexibles para lograr los hábitos alimentarios saludables, y estas estrategias deben estar concebidas para satisfacer las necesidades de salud de la persona, preferencias alimentarias y tradiciones culturales. La investigación actual también demuestra claramente que la actividad física regular promueve la salud y reduce el riesgo de enfermedades crónicas”.
 
A destacar el llamamiento que se hace en el informe a los individuos, a las familias, a las comunidades, a la industria y a los gobiernos para alcanzar y mantener los patrones alimentarios y los niveles de actividad física necesarios para promover la salud de la población. A cada uno de ellos van dirigidas una serie de recomendaciones a seguir.  
Para  mayor información sobre las nuevas directrices dietéticas americanas os recomiendo leer el post del blog el nutricionista de la general que analiza que alimentos “ganan y pierden” valor con las nuevas directrices. Ganan las frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, lácteos, el café, y los huevos. Pierden el azúcar, los cereales refinados, los productos cárnicos en general, la sal y las grasas saturadas.