lunes, 26 de febrero de 2024

¿Son efectivos los materiales de ayuda para la toma de decisiones sobre tratamientos o pruebas de elección?

 

Se ha publicado recientemente en la Biblioteca Cochrane una interesante revisión sistemática de intervención sobre ayudas para la toma de decisiones para pacientes que deben decidir sobre tratamientos o pruebas de detección.

La revisión se ha preguntado hasta qué punto son eficaces o beneficiosas los materiales de ayuda para la toma de decisiones para adultos en relación con el tratamiento médico o las pruebas de detección. Los materiales de ayuda para la toma de decisiones de los pacientes son folletos o vídeos que se utilizan de forma presencial o virtual. Identifican claramente la decisión sanitaria que debe tomarse, proporcionan información sobre las opciones (efectos beneficiosos y perjudiciales) y ayudan a las personas a aclarar qué es lo más importante para ellas. Están diseñadas para mejorar y complementar la consulta con el médico, no para sustituirla.

La revisión ha analizado 209 estudios con 107.698 adultos. Los materiales de ayuda para la toma de decisiones se centraron en 71 decisiones diferentes. Las decisiones más habituales fueron sobre cirugía, pruebas de detección (por ejemplo, cribado de cáncer de próstata, de cáncer de colon, reconocimiento prenatal), pruebas genéticas y tratamientos con medicamentos a largo plazo (por ejemplo, inyecciones de insulina para la diabetes o estatinas para el colesterol alto).

Los desenlaces principales, basados en las normas International Patient Decision Aid Standards (IPDAS), fueron atributos relacionados con la elección (coherencia de la elección basada en los valores comunicados) y el proceso de toma de decisiones, como los conocimientos, las percepciones precisas del riesgo, la sensación de estar informado, la claridad de los valores, la participación en la toma de decisiones y los eventos adversos. Los desenlaces secundarios fueron la elección, la confianza en la toma de decisiones, el cumplimiento de la opción elegida, los desenlaces en salud relacionados con las preferencias y el efecto en el sistema sanitario (p. ej., la duración de las consultas).

Y ha encontrado que existe una seguridad moderada de que los adultos a los que se les proporcionó la ayuda para la toma de decisiones fueron más propensos a elegir una opción alineada con los aspectos más importantes para ellos. La confianza en la evidencia es solo moderada porque los estudios que proporcionaron resultados para esta revisión representan solo un pequeño conjunto de los estudios que evalúan los materiales de ayuda para la toma de decisiones del paciente. Se tiene certeza de que, cuando los adultos utilizaron estos materiales, aumentaron considerablemente su conocimiento, sus expectativas sobre los efectos beneficiosos y perjudiciales y su participación en la toma de decisiones. También existe certeza de que estas personas se sentían mejor informadas y tenían más claro qué era aquello que más les importaba. Se sabe con seguridad que los materiales de ayuda para la toma de decisiones del paciente no causaron ningún efecto no deseado, como arrepentirse de la decisión tomada.

Ver el siguiente resumen visual de la  Cochrane Iberoamérica  

Establecida en 2003, la Colaboración de Estándares Internacionales de Ayuda a la Decisión del Paciente (IPDAS) tiene como objetivo mejorar la calidad y efectividad de las ayudas a la decisión del paciente mediante el establecimiento de un marco compartido basado en evidencia para guiar a los desarrolladores e investigadores en su desarrollo, contenido, evaluación e implementación. The International Patient Decision Aid Standards(IPDAS) Collaboration: Evidence Update 2.0.

NICE también ha publicado un marco de estándares para herramientas de apoyo a la toma de decisiones compartidas, incluidas ayudas para la toma de decisiones de los pacientes en Standardsframework for shared-decision-making support tools, including patient decisionaids.

Paco Camarelles


lunes, 19 de febrero de 2024

Cómo implementar un programa de deshabituación tabáquica en atención primaria

 

Fumar es una adicción física y psicológica (a la nicotina del tabaco), una conducta aprendida, y una dependencia social. La deshabituación tabáquica requiere una aproximación interdisciplinar y una estrategia de tratamiento personalizada. Supone superar la adicción mediante una intervención psicosocial y el uso de fármacos, desaprender una conducta mediante estrategias cognitivo-conductuales, y modificar la influencia del entorno. Y también tener en cuenta los aspectos emocionales del fumar.

Acaba de publicarse en FMC el articulo “Cómo implementar un programa de deshabituación tabáquica en atención primaria”, donde se desarrollan de forma breve las líneas generales para ayudar a tu paciente fumador a dejar de fumar (en abierto hasta el 6 abril de 2024).

La intervención en tabaco está considerada como el patrón oro de las intervenciones preventivas, muy por encima de otras medidas preventivas realizadas comúnmente. La implementación de un programa de deshabituación tabáquica debe implicar tanto a personal de medicina como de enfermería, y es una de las medidas de prevención y control del tabaquismo que se han mostrado eficaces.


Los pasos para la implementación de un programa de deshabituación tabáquica en atención primaria incluyen: identificar al fumador, ofrecer tratamiento, establecer un plan de deshabituación, realizar seguimiento, y ofrecer recursos de ayuda.

Para ello, se ha publicado en el articulo una infografía sobre "COMO HACER UN PLAN DE ABANDONO DEL TABACO".  Modificada y adaptada de la American Academy of Family Physicians: How to develop a quit plan.


Esta infografía incluye un enlace a la guía Para dejar DE FUMAR (AAFPque me parece que puede ser útil, y a los recursos de nuestra  Semana Sin humo semFYC entre los que destaca el Protocolo  de 3 visitas de ayuda 

Paco Camarelles

jueves, 15 de febrero de 2024

Guía práctica de la salud semFYC

 

La Guía práctica de la salud semFYC estrena nuevo formato para visualizar sus consejos. La Guía va dirigida a todas aquellas personas que quieran saber un poco más sobre las enfermedades que les afectan a ellos o a sus familias o amigos, y a todos los profesionales de la salud que deseen completar la información que dan en consulta a sus pacientes.

La Guía pretende ser un medio que favorezca la comunicación entre el médico o médica y su paciente. En cada una de las hojas se recogen algunos de los datos esenciales que todos los enfermos o sus familiares deben conocer sobre cada una de las enfermedades seleccionadas y también se incluyen indicaciones precisas para actuar, así como orientaciones acerca de cuándo consultar y pedir ayuda.


Podemos ver la Guía por unidades o por temas

Los contenidos se han repartido en una veintena de bloques temáticos: enfermedades de la cara-nariz-boca-garganta-oídos (resfriado, dolor de garganta, conjuntivitis,...); del sistema nervioso (migraña, parkinson, demencias,...), de la conducta (ansiedad, depresión, violencia doméstica,...); conductas de riesgo (tabaquismo, alcoholismo, ETS,...); enfermedades de la reproducción, edad fértil y menopausia (dismenorrea, vaginitis,...); del aparato genital masculino (cáncer de próstata, disfunción eréctil,...); del riñón y de las vías urinarias (cólicos renales, incontinencia de orina,...); del aparato respiratorio (enfisema, asma,...); enfermedades cardiovasculares y de la sangre (HTA, varices,...); del metabolismo (obesidad, diabetes,...); de la piel y el pelo (eccemas, verrugas,...); del aparato digestivo (úlcera, reflujo, hemorroides,...); del aparato locomotor (dolor de espalda, fibriomialgia,...); enfermedades infecciosas (gripe, meningitis,...) y actitud ante accidentes e intoxicaciones.

Merecen también capítulo aparte en la guía las recomendaciones generales en prevención y promoción de la salud (consejos para el cuidado del bebé, ejercicio físico, alimentación, vacunación, prevención de accidentes, consejos para viajar...), la atención a la mujer (diagnóstico prenatal, anticoncepción, cuidados en el embarazo, menopausia...) y la atención a las distintas etapas vitales en el normal desarrollo de cualquier persona: al anciano (la jubilación, los ancianos cuidadores, prevención de caídas,...) al adolescente (anorexia, tabaquismo, drogodependencias...) y al niño (cólicos, hiperactividad, mal apetito, pesadillas infantiles...). Asimismo se destinan algunos capítulos a contenidos variados: legislación sanitaria (derechos de los pacientes, testamento vital, interrupción voluntaria del embarazo) botiquín básico de casa y de viaje, análisis y exploraciones complementarias, uso correcto de medicación etc

Una herramienta muy útil al alcance de todos/as

Paco Camarelles 


lunes, 12 de febrero de 2024

Guía de Escuelas Promotoras de Salud, un importante paso adelante en promoción de la salud

 

Sabemos que la educación es uno de los principales determinantes sociales de la salud, y que el sector educativo juega un papel fundamental en la promoción de la salud. El sistema educativo tiene como finalidad lograr que todos y cada uno de los alumnos/as de la comunidad educativa alcancen el mayor nivel posible de desarrollo de sus capacidades y competencias para que tengan una vida plena y puedan desenvolverse con éxito en los distintos ámbitos y situaciones de su vida. Además, es una importante fuente de recursos sociales y psicológicos que influyen en el estado de salud de las personas y en la adopción de estilos de vida saludables.

La publicación reciente de la Guía de Escuelas Promotoras de Salud es un importante paso adelante en la promoción de la salud en nuestro país. Se trata de una Guía elaborada de forma conjunta por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación, Formación y Profesional y Deportes, en colaboración con las comunidades autónomas, con el objetivo de facilitar que los centros educativos se transformen en Escuelas Promotoras de Salud.

Una Escuela Promotora de Salud es un centro educativo que prioriza en su proyecto educativo la promoción de la salud y facilita la adopción, por toda la comunidad educativa, de modos de vida sanos en un ambiente favorable a la salud incluyendo el modelo de organización del centro, la actuación frente a los determinantes de la salud (alimentación, actividad física, salud emocional, educación sexual, consumos, medioambiente), la programación educativa relacionada con la salud y las relaciones del centro con su entorno y la promoción de las competencias del alumnado basándose en las habilidades para la vida.

La Guía está dirigida a toda la comunidad educativa (profesorado, equipos directivos, personal no docente, familias y alumnado), y a profesionales de salud y otros agentes comunitarios que quieran impulsar la promoción de la salud y la sostenibilidad en el ámbito escolar.

Las EPrS parten de una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se dinamiza en cada país y en cada región. Ver Schools for Health in Europe Network, la Red SHE.

 La Guía está estructurada en tres grandes bloques:

  • Un primer bloque que incluye un marco conceptual para conocer los antecedentes, entender qué es la promoción de la salud y cuáles son los estándares que hay que alcanzar para ser una Escuela Promotora de Salud.
  • Un segundo bloque recoge herramientas y recursos para el proceso de transformación en una Escuela Promotora de Salud.
  • Un tercer bloque incluye materiales con herramientas y aspectos concretos a trabajar en los centros educativos, así como actuaciones para modificar el entorno físico y socioemocional de la escuela, con diferentes propuestas prácticas.

Muy interesantes y completas las diferentes propuestas prácticas que puedan servir como inspiración para trabajar sobre los temas relacionados con la salud y el bienestar: promoción de la alimentación saludable, promoción de la actividad física y disminución del sedentarismo, promoción del bienestar emocional y la convivencia, prevención de adicciones (tabaco, alcohol, otras sustancias nocivas y adicciones sin sustancia), educación afectivo-sexual, prevención de lesiones y promoción de la sostenibilidad,

Un ejemplo, son las actuaciones que se proponen para la promoción de una alimentación saludables en la escuela que incluyen:

  1. Oferta alimentaria en centros escolares: comedores escolares, máquinas expendedoras de alimentos y bebidas y cafeterías.
  2. Huertos escolares saludables y sostenibles
  3. Promoción de consumo de fruta, hortalizas y leche en centros educativos
  4. Recomendaciones del centro sobre desayunos, almuerzos, meriendas y celebraciones
  5. Talleres de cocina saludable
  6. Investigación acción participativa sobre oferta alimentaria y la publicidad de alimentos y bebidas

Para saber más sobre Promoción de la salud en la Escuela

Una Guía muy inspiradora para las escuelas y los profesionales sanitarios


Paco Camarelles 

jueves, 8 de febrero de 2024

Determinantes sociales de la salud (2): ¿Cómo influye el nivel de educación en la mortalidad?

Sabemos que existe un efecto positivo de la educación en la reducción de la mortalidad adulta por todas las causas; sin embargo, la magnitud relativa de este efecto no se ha cuantificado sistemáticamente. El objetivo del estudio Effects of education on adult mortality: a global systematic  review and meta-analysis ha sido estimar la reducción de mortalidad adulta por todas las causas asociada a cada año de escolaridad a nivel mundial.

La educación mostró una relación dosis-respuesta con la mortalidad adulta por todas las causas, con una reducción promedio en el riesgo de mortalidad del 1,9% por año adicional de educación. El efecto fue mayor en los grupos de edad más jóvenes que en los de mayor edad, con una reducción promedio en el riesgo de mortalidad del 2,9% asociada con cada año adicional de educación para adultos de 18 a 49 años, en comparación con una reducción del 0,8% para adultos mayores de 70 años. No se ha encontrado ningún efecto diferencial de la educación sobre la mortalidad por todas las causas por sexo o nivel socioeconómico. Estos hallazgos son similares a los efectos protectores de una buena alimentación y adecuada actividad física, y los daños de factores de riesgo como fumar y el consumo de alcohol.



Los efectos de la educación sobre el riesgo de mortalidad están mediados por los comportamientos de salud; por ejemplo, un menor nivel educativo se correlaciona con mayores tasas de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cáncer. Un nivel de educación superior facilita el acceso a mejores empleos, mayores ingresos, atención médica de calidad y mayor conocimiento sobre la salud.  Además, las personas con mayor nivel educativo tienden a desarrollar un conjunto más amplio de recursos sociales y psicológicos que configuran la salud y duración de sus vidas.

Los hallazgos del estudio apoyan el papel universal de la educación para mejorar la salud, y que las inversiones para reducir las disparidades en educación pueden servir como un importante motor para reducir las desigualdades en salud.

Los autores concluyen que la educación no puede seguir ignorada como un importante determinante social de la salud. Considerar las inversiones en educación como inversiones en salud puede ayudar a abordar esta negligencia.

Paco Camarelles

lunes, 5 de febrero de 2024

Nuevo Código Latinoamericano contra el Cáncer: Día Mundial Contra el Cáncer 2024.

 

Especialistas en la materia y representantes de la sociedad civil de América Latina y el Caribe, convocados por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), han revisado la evidencia científica y recomiendan las 17 acciones que pueden hacer las personas para ayudar a prevenir el cáncer. Se trata de la primera edición del Código Latinoamericano y del Caribe contra el Cáncer.

Estos consejos individuales se unen a recomendaciones de políticas públicas que se detallan a continuación y que están amparadas en estrategias consensuadas y aceptadas internacionalmente. 

VER INFOGRAFIAS 


El Código tiene como objetivo ayudar a reducir la carga del cáncer en la región proporcionando recomendaciones basadas en la evidencia científica, y es particularmente relevante para los proveedores de atención primaria de salud, que somos el primer punto de contacto con el sistema de salud. El nuevo Código regional introduce algunas novedades que en breve se van a introducir en el Código Europeo Contra el Cáncer CECC que se va a actualizar durante este año.

Algunas recomendaciones son novedosas como las de si se cocina o calienta el hogar con leña se evite la exposición al humo, o la de limitar el tiempo al aire libre si existe alta contaminación del aire. También la de que la infección por la bacteria Helicobacter pylori que puede causar cáncer de estómago, recomendando consultar con profesionales de la salud para conocer si podrían beneficiarse de la detección de la bacteria y el tratamiento de la infección

La clásica de no fumar ni usar ningún tipo de tabaco se completan con el consejo de buscar ayuda profesional en caso necesario para el abandono del tabaco, y tampoco usar cigarrillos electrónicos, ya que conducen al consumo de tabaco. La de consumo de alcohol pasa de un consejo de limitar (CECC) a uno de evitar el consumo de bebidas alcohólicas para ayudar a prevenir varios tipos de cáncer.

El nuevo Código va a contar próximamente con un programa de micro aprendizaje en línea basado en competencias para profesionales de atención primaria de la salud.


semFYC en X: "Por eso, compartimos con vosotros estos tips de salud basados en el Código Europeo contra el Cáncer.  ¡Toma nota! 📝 #DíaMundialContraelCáncer https://t.co/YLzcJaNJzd" / X (twitter.com)

Paco Camarelles


jueves, 1 de febrero de 2024

Conclusiones de la X Jornada sobre la implementación local de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención: Promoviendo el envejecimiento saludable

 

El día 16 de noviembre de 2023, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Ministerio de Sanidad y la Red Española de Ciudades Saludables (FEMP) organizaron la X Jornada sobre Implementación Local de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención: Promoviendo el Envejecimiento Saludable, donde se profundizó en el uso de herramientas y en el conocimiento e intercambio de experiencias que permiten promover de mejor manera el envejecimiento saludable en el ámbito local.



En la página web,  además de tener disponible la grabación de la jornada, se pueden encontrar las intervenciones realizadas desde el Ministerio de Sanidad  y FEMP presentando el trabajo realizado en promoción de envejecimiento saludable, la presentación del documento Recomendaciones para trabajar el envejecimiento saludable en los municipiosdesarrollado en Canarias, y las experiencias de los municipios de Táliga (Badajoz) y Paiporta (Valencia).

Para finalizar se realizaron varios grupos de trabajo con las personas asistentes cuyas conclusiones se volcaron en un informe, también disponible en la web.


Tras el análisis realizado de los distintos aspectos que pueden influir en la implementación local de la promoción del envejecimiento saludable, se recogieron los siguientes retos:

  • Edadismo o discriminación por razones de edad.
  • La falta de formación de los/as profesionales.
  • La soledad no deseada
  • Dependencia y calidad de vida
  • Trabajar para alcanzar una mayor coordinación entre lo social y lo sanitario, con competencias sociales.
  • Abordaje de los determinantes sociales de la salud
  • La falta de evaluación de las iniciativas y medir el impacto en salud de las mismas.
  • Luchar contra la brecha digital.
  • Valorar y aprovechar a las personas mayores y sus capacidades, fomentando su  autonomía y la toma de decisiones, así como su papel en la sociedad.


Soledad Justo Gil. Jefa del Área de Prevención. SG de Promoción de la Salud y Prevención. DG de Salud Pública y Equidad en Salud. Ministerio de Sanidad.