lunes, 8 de febrero de 2016

¿Puedo beber alcohol si quiero o puedo quedarme embarazada?

Las mujeres activas sexualmente, que no usan métodos anticonceptivos, deberían abstenerse de beber alcohol para evitar el riesgo de dar a luz a bebés con trastorno del espectro alcohólico fetal, incluso si aún no saben que están embarazadas. Esta es la recomendación de un reciente informe de los CDC en USA “Alcohol y embarazo ¿Por qué correr el riesgo?” Casi la mitad de todos los embarazos en Estados Unidos no son planeados y, aunque lo fueran, la mayoría de las mujeres no se enteran de que están embarazadas hasta las 4 a 6 semanas de embarazo. Esto significa que una mujer podría beber alcohol y, sin saberlo, exponer a el feto al alcohol. La alta prevalencia de los trastornos del espectro alcohólico fetal (1 de cada 20 niños en edad escolar), el que 3 de 4 mujeres que quieren quedarse embarazadas consuman alcohol, y el dato de que el 100 %  de los trastornos del espectro alcohólico fetal son prevenibles, justifican la recomendación según los CDC.  La Academia Americana de Pediatría hizo público un informe en octubre de 2015 Fetal Alcohol Spectrum Disorders asegurando que " ninguna cantidad de alcohol debe ser considerada segura para beber durante cualquier trimestre del embarazo".También la revista The Lancet ha publicado en 2016 el artículo Comorbidity of fetal alcohol spectrum disorder: a systematic review and meta-analysis. Las conclusiones son claras: La alta prevalencia de condiciones comórbidas en individuos con trastornos del espectro alcohólico fetal, pone de relieve la importancia de la evaluación de la exposición prenatal al alcohol como un factor de riesgo clínico sustancial para la comorbilidad. Los efectos nocivos del alcohol sobre el feto en desarrollo están detrás de muchos casos de discapacidad prevenibles, y por lo tanto, el consumo de alcohol durante el embarazo debe ser reconocido como un problema de salud pública a nivel mundial.


En enero de 2012 presentamos en el blog un caso de trastorno del espectro alcohólico fetal muy ilustrativo: el caso de Ylan. Ver Embarazo y alcohol: síndrome alcohólico fetal y trastorno relacionado con el alcohol. A los profesionales sanitarios nos recomiendan evaluar a todos los pacientes adultos para detectar el consumo de alcohol, y recomendar a las mujeres que no consuman nada de alcohol si hay alguna posibilidad de que estén embarazadas.

La recomendación de los CDC  ha causado polémica en USA, y el NYT se ha hecho eco de la misma en el artículo “C.D.C.Defends Advice to Women on Drinking and Pregnancy”. Se acusa que la recomendación no es realista, dura, y con tintes de considerar a las mujeres como meros recipientes para gestar fetos. Desde los CDC han contestado a estas críticas argumentando que su intención es que las mujeres tomen las mejores decisiones y darles la mejor información  para que puedan decidir por ellas mismas: "El alcohol en ese período puede ser especialmente peligroso, así que queremos asegurarnos de que las personas son conscientes de ello. Por supuesto, lo que hagan con la información depende de ellas".

jueves, 4 de febrero de 2016

Tabaco, cine y jóvenes


El vector (“mosquito”) que transmite la enfermedad del tabaquismo entre los jóvenes es la publicidad  y la promoción del consumo de tabaco. Hay pruebas de que la exposición a escenas de tabaco en los medios audiovisuales incrementa el riesgo de inicio del consumo de tabaco. En este sentido, cuanto mayor es el número de escenas en las que los adolescentes ven personas fumando tabaco, mayor es el riesgo de que experimenten por primera vez su consumo. La percepción que tiene los jóvenes al ver escenas fumando, en el cine y las series de televisión, es que lo “normal” es  fumar.
La Organización Mundial de la Salud OMS ha dado a conocer hace muy poco su informe Películas y Tabaco: de la evidencia a la acción (Podéis ver la Nota de Prensa en inglés y acceder al documento en español).  La OMS afirma que en 2014, el consumo de tabaco se encontró en el 44% de todas las películas de Hollywood, y el 36% de las películas calificadas para los jóvenes. Casi dos tercios (59%) de las películas más taquilleras ofrecieron imágenes de tabaco. Pero no solo es Hollywood, según la carta al director que publicamos en la revista Atencion Primaria en 2009 “Escenas de tabaco en el cine y la televisión en España” , en nuestro país   el 80% de las películas nacionales aparecen escenas de consumo de tabaco.  También la presencia del tabaco en las teleseries es muy común alcanzando el  75%. La frecuencia de aparición de escenas por hora es muy elevada tanto en películas como en series españolas alcanzando una media de 5,8 escenas por hora en películas y 3,2 en series. En los largometrajes nacionales aparecen 4 veces más escenas de tabaco que en el cine de Hollywood. Además la mayoría de los personajes que fuman son atractivos para el público juvenil.
 
 
La OMS  pide a los gobiernos el control de la presencia del consumo de tabaco en las películas,  en línea con las directrices del artículo 13 del Convenio Marco de Control del Tabaquismo CMCT de la OMS, y que se apliquen medidas políticas que incluyen:
  • Establecimiento de  un sistema de certificación de películas y series televisivas que califique los largometrajes con escenas donde se fuma como cintas para adultos, para reducir la exposición general de los jóvenes a la presencia del tabaco en las películas.
  • Certificación en los créditos de la película que los productores de películas no reciben compensaciones económicas a cambio de usar o exhibir productos de tabaco en una película.
  • Terminar con la visualización de marcas de tabaco en las películas.
  • Que se muestren antes de las películas que contienen imágenes de tabaco anuncios impactantes frente al tabaco, así como en todos los canales de distribución (cines, televisiones, en línea, etc.

La relación entre cine y tabaco es motivo de estudio e interés. Para los más interesados os recomendamos el artículo de Gaceta Sanitaria El cine como vector de expansión de la epidemia tabáquica, y la página web SmokeFree Movies.
  
 
 
El grupo educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS nos adherimos a  esta necesaria iniciativa de la OMS, y así nos hemos manifestado en el telediario de RTVE (Escenas fumando, minuto 38).
Rodrigo Córdoba Y Paco Camarelles

lunes, 1 de febrero de 2016

El Coaching y su aplicabilidad en Medicina de Familia


La posible aplicación del Coaching en el ámbito sanitario se está poniendo  de actualidad. Acaba de publicarse en la revista Atención Primaria la editorial “Coaching: ¿Una herramienta útil para el médico de familia?”, firmada por Javier Bris, coordinador GdT Salud Basada en Emociones de semFYC.
Como bien dice Javier, existen varias definiciones de coaching, y una de ellas es la siguiente: «Proceso de entrenamiento personalizado y confidencial que cubre el vacío entre lo que eres ahora y lo que deseas ser. El coaching es un proceso, y por lo tanto supone un conjunto de acciones sistematizadas para alcanzar un objetivo y cubre el espacio que existe entre la situación actual y la deseada. Si hablamos de salud, el coaching cubre el espacio que hay desde el punto en que uno siente que está ubicada su salud y aquel en el que necesita colocarla».
Interesado en cómo cambiar las conductas en salud y estilos de vida de mis pacientes he asistido recientemente al taller ¿Cómo ayudar a mis pacientes usando procesos de coaching en la consulta? Dentro del XXVI Congreso de Entrevista Clínica y Comunicación Asistencial que se celebró en Cartagena en diciembre de 2015. El taller me gustó porque nos dio una visión de la “filosofía” (ver principios del coaching)  y las técnicas que se usan en coaching. En coaching la llave de las soluciones la tiene el cliente, siendo función del coach el ayudarle a encontrarlas y usarlas.

En el taller nos presentaron herramientas que se usan en coaching como la Rueda de la vida. Con una adaptación al campo de la salud que me pareció muy interesante y que los docentes llaman La rueda de la vida: Pastel de la Salud, donde se especifican todos los condicionantes que pueden afectar a la salud personal y que cada uno debe rellenar para valorar su situación (ver abajo la imagen que nos dieron de la rueda de la salud en el taller). Otra herramienta que se usa es la Tabla de las Metas (tabla de los deseos). Y la elaboración de un Plan de acción para el cambio que debe incluir Objetivos, situación actual, situación deseada, plan de acción, compromisos (coaches), requerimientos, revisión de resultados y Feedback.

 
 
La técnica se basa en hacer preguntas al paciente para que él busque sus alternativas y no en dar soluciones, cosa que me parece muy bien enfocada. La conclusión que saqué del taller es que la técnica va dirigida más hacia el que ha tomado una decisión de cambiar su vida y no hacia el que está ambivalente para el cambio (quiero y no quiero cambiar) que son la inmensa mayoría de los que atendemos en nuestras consultas.
Volviendo a la editorial menionada, la pregunta que se hace Javier Bris es muy apropiada: ¿puede el coaching aportar herramientas útiles para el desarrollo de las funciones del médico de familia?
Mi contestación ante su pregunta es que si nos centramos en el campo de la aplicabilidad del coaching para cambiar conductas de salud en la consulta yo la veo muy complicada de aplicar. Por otra parte, tras hacer una búsqueda de lo publicado sobre su eficacia, el vacío de referencias y estudios publicados sobre coaching y salud es muy significativo, ya que no hay casi nada publicado salvo los estudios que se menciona en la editorial. Alguna reflexión y poco mas  he encontrado:  Coaching for health: holding the curtains so patients can change, y Integrative Health Coach Training: A Model for Shifting the Paradigm Toward Patient-centricity and Meeting New National Prevention Goals.
Otras alternativas como la entrevista motivacional tienen muchisimas mas evidencias cientificas que la avalan, y son mas factibles de aplicar en el ámbito de la Atención Primaria. Muchas dudas me surgen sobre la aplicabilidad del coaching en la consulta del medico de familia, lo que no significa que no se tengan que explorar nuevas técnicas que nos permitan avanzar en el campo del cambio de las conductas de salud .
 



jueves, 28 de enero de 2016

¿ Son los edulcorantes una alternativa al consumo de azúcar?


Hace poco, en enero de 2016, se publicó una entrada en el blog de El Comidista titulada ¿son insanos los edulcorantes? En ella se planteaba queLa cruzada antiazúcar es una de las modas dietéticas con mayor proyección de la actualidad, y hay razones de peso que la justifican: el abuso del mismo en la alimentación occidental es, con poco género de dudas, una de las amenazas para la salud mejor contrastadas del momento. A remolque de esta tendencia, los edulcorantes artificiales se han convertido para muchas personas en una solución virtual que permite evitar las consecuencias metabólicas del abuso de azúcar, sin tener que renunciar por ello al sabor dulce”. Ver La batalla contra el consumo de azúcar en la dieta se intensifica y entradas relacionadas en el blog.

Hemos revisado qué cuentan sobre ello la FDA (Food and Drug Administration), la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), el National Cancer Institute y la AECOSAN y este es nuestro resumen: 
  • Los edulcorantes son comúnmente utilizados como sustitutos o alternativa del azúcar, para endulzar y mejorar el sabor de los alimentos, contribuyendo sólo con unas pocas o ninguna caloría y generalmente no elevan los niveles de azúcar en sangre. La medida de la capacidad endulzante es el dulzor relativo, que compara a la sustancia con la sacarosa o azúcar de mesa, pudiendo variar desde las 30 veces del ciclamato a las 20.000 veces del advantamo. Encontramos edulcorantes en muchos alimentos y bebidas: en los que se comercializan como "sin azúcar" o "dieta", incluyendo productos horneados, refrescos, postres, comidas enlatadas, mermeladas y jaleas, productos lácteos. Los consumidores pueden identificar su presencia en la lista de ingredientes de las etiquetas (denominación E 900).
  • Como cualquier otro ingrediente añadido a los alimentos, deben ser seguros para el consumo. En EEUU el uso de un aditivo alimentario debe someterse a revisión y aprobación previa a la comercialización por la FDA, a menos que su uso sea generalmente reconocido como seguro (denominación GRAS) acrónimo de Generally Recognized as Safe (High-Intensity Sweeteners). En esta última categoría se incluyen las sustancias con una extensiva historia de uso en los alimentos (antes de 1958) o con evidencia científica publicada (GRAS Substances (SCOGS) Database). Aprobados por la FDA encontramos el aspartamo, el acesulfamo potásico (Ace-K), la sacarina, la sucralosa, el neotamo y el advantamo. Con denominación GRAS se han presentado a la FDA dos tipos de edulcorantes: ciertos glicósidos de esteviol obtenidos a partir de las hojas de la planta de stevia (Stevia rebaudiana) y los extractos obtenidos de Siraitia grosvenori, también conocido como Luo Han Guo o fruta del monje.
  • Según la evidencia científica disponible, los edulcorantes aprobados por la FDA son seguros para la población en general, en determinadas condiciones de uso y cantidades, estableciéndose un nivel aceptable de ingesta diaria (IDA), que es la cantidad de una sustancia que se considera segura para consumir cada día en el transcurso de la vida de una persona,  incluso para un alto consumo de la misma. En general, un aditivo no presenta problemas de seguridad si el consumo diario estimado es menor que la IDA. Ahora bien ¿Existen edulcorantes que deban evitarse por algunas personas? Sí, aquellas que padecen fenilcetonuria (PKU) tienen dificultades para metabolizar la fenilalanina, un componente del aspartamo, y deben evitar o restringir su consumo, algo viable leyendo las etiquetas de los productos.
  • ¿Pueden ser beneficiosos para la salud? En el artículo de la Escuela de Salud Pública de Harvard artificial sweeteners”, se plantean esta pregunta, señalando  que los resultados de los estudios no son concluyentes. Por ejemplo, respecto a los refrescos dietéticos como sustitutos saludables para los refrescos azucarados, señalan que para los niños, los efectos a largo plazo del consumo de bebidas endulzadas artificialmente, son desconocidos, así que es mejor que lo eviten. Analizan cómo los edulcorantes artificiales afectan la capacidad del cuerpo para medir cuántas calorías se consumen. Algunos estudios muestran que el azúcar y edulcorantes artificiales afectan al cerebro de diferentes maneras. El cerebro humano responde a la dulzura con señales de comer más. Al proporcionar un sabor dulce sin calorías, sin embargo, los edulcorantes artificiales nos hacen desear alimentos y bebidas más dulces, que pueden sumar hasta el exceso de calorías. En la Universidad de California-San Diego, los investigadores realizaron resonancias magnéticas funcionales con voluntarios que tomaron pequeños sorbos de agua endulzada con azúcar o sucralosa. El azúcar activa las regiones del cerebro implicadas en la recompensa de comida activa, mientras que la sucralosa no lo hizo. Es posible, dicen los autores, que este edulcorante "no puede satisfacer plenamente el deseo de calorías dulce natural de la ingestión." Así, mientras que el azúcar señala un sentimiento positivo de la recompensa, los edulcorantes artificiales pueden no ser una manera eficaz de gestionar un antojo por los dulces.

En el Comidista, Juan Revenga analiza los principales edulcorantes y su leyenda negra. Merece la pena leerlo, como otras muchas entradas de este conocido equipo de blogeros. Finaliza el artículo preguntando al lector si se ha parado a pensar que el perfil nutricional de los alimentos susceptibles de usar edulcorantes no es, ni mucho menos, el más indicado dentro de un patrón de alimentación saludable, lleven o no azúcar. ¿Es este el mejor resumen sobre los edulcorantes? Posiblemente lo sea

Dulzor relativo: medida utilizada para medir la capacidad endulzante de una sustancia comparada con la sacarosa o azúcar de mesa
Juana Gómez Puente
Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS

lunes, 25 de enero de 2016

¿Consejos nutricionales basados en pruebas o influenciados por la industria de la alimentación?


Este mes de enero se estrena con dos ejemplos perfectos de lo que es nutrición basada en la ciencia y de lo que no lo es.
 
El primero de ellos es la nueva Guía Dietética 2015-2020 para estadounidenses realizada por dos departamentos de su gobierno, el USDA (United States Department of Agriculture ) y el Department of Health and Human Services. Dietary Guidelines for Americans 2015-2010-EIGTH EDITION. Esta guía se publica cada 5 años y se basa, fundamental pero no exclusivamente, en el informe del DGAC (Dietary Guidelines Advisory Committee) de 2015, elaborado por un grupo de expertos independientes a partir de una revisión sistemática. El informe se comentó en su día en nuestro blog: Nuevas directrices dietéticas norteamericanas.

 
Tras la difusión de la Guía 2015-2020 este mes, Frank Hu, uno de los autores del informe científico del DGAC, denuncia que algunas de las recomendaciones importantes que se recogen en su informe se omiten finalmente en la Guía. En concreto, la guía no menciona el consejo de reducir el consumo de bebidas azucaradas ni de carnes rojas. Como no podía ser de otra manera, los medios de comunicación se han hecho eco de la polémica (LAT).
 
Merece la pena que leáis los comentarios sobre las nuevas directrices dietéticas que los sabios de Harvard, entre ellos Frank Hu, hacen en este enlace. Como muy bien dice Walter Willet en este artículo: "Esta es una pérdida para el público estadounidense y una victoria para la industria cárnica y de bebidas azucaradas. El problema no es sólo que el público esta recibiendo información engañosa y censurada, sino que estas directrices van a tener repercusión en los programas nacionales de alimentos, así como en los menús para nuestros niños en las escuelas, las dietas para las mujeres embarazadas, y los programas para personas de bajos ingresos. Esto se va a traducir directamente en muertes prematuras innecesarias, diabetes y sufrimiento... por supuesto que esto va a significar mayores costos de atención a la salud para todos. Todo está conectado."
 
Para conocer más sobre el tema, no os perdáis esta entrevista sobre dieta y cáncer de hace unos pocos días en la que los autores citados insisten en los perjuicios de las carnes rojas y las bebidas azucaradas.

El segundo ejemplo de paradigma, esta vez de nutrición basada en pruebas científicas, es el artículo excelente y de lectura obligada de Dariush Mozaffarian, cardiólogo de Harvard y uno de los "popes" en dieta y RCV. Son 40 páginas y más de 400 referencias bibliográficas pero no tienen desperdicio. Dietary and Policy Priorities for Cardiovascular Disease, Diabetes, and Obesity A Comprehensive Review.
Estas serían sus conclusiones más relevantes:
·         Los hábitos dietéticos influyen de forma muy importante en la salud cardiovascular.
·         Los alimentos y el patrón de dieta son más importantes que los nutrientes aislados a la hora de hacer o seguir recomendaciones cardiosaludables, es decir, la calidad de la dieta prevalece sobre la cantidad de nutrientes.
·         Los alimentos promocionados y penalizados no difieren del documento del DGAC.
·         La dieta mediterránea y la dieta DASH (similar a la mediterránea pero sin el aceite de oliva) son los dos patrones que han demostrado mayores beneficios.
·         Existen estrategias efectivas para mejorar los hábitos alimentarios, tanto a nivel individual como poblacional.
Joaquín San José
Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS
 
 

jueves, 21 de enero de 2016

VII Jornada CNPT. "Construyendo la hoja de ruta para el fin del tabaco”.

 
Estimados compañeros y amigos: 
 
Es para nosotros un gran honor y un privilegio organizar la VII Jornada de Prevención y Control del Tabaquismo del CNPT que tendrá lugar en Valencia el próximo día 22 de abril de 2016. Este año el lema elegido es “Construyendo la hoja de ruta para el fin del tabaco”.
 
En el programa de este año hemos intentado introducir algunos de los temas de discusión más  actuales en relación a la prevención y el control del tabaquismo y tratarlos desde la evidencia y la experiencia. Con este objetivo, tendremos mesas de debate y conferencias monográficas, estimulando  al máximo la discusión entre los asistentes en un ambiente de alto nivel científico. Además contaremos con una sesión continua de carteles y una mesa de presentación de comunicaciones orales.

Los avances en la prevención del tabaquismo en Europa,  el consumo de tabaco y las desigualdades en salud,  las novedades en el tratamiento  del tabaquismo, las vivencias de los fumadores al dejar de fumar, y el binomio cánnabis/tabaco…..  Son algunos de los ámbitos que se analizarán a lo largo de una jornada en la que  también habrá espacio (oral/poster)  para comunicar “lo nuevo que estamos haciendo en prevención y control del tabaquismo”.

Queremos contar con vuestra presencia para construir entre todos la hoja de ruta para el fin del tabaco. Y para ellos os animamos a enviar comunicaciones a la jornada, el plazo finaliza el 15 de marzo de 2016.

Ya está disponible la página web para que os podáis inscribir en la VII Jornada CNPT (http://VII-Jornada-CNPT.cnpt.es). Para acceder al programa preliminar (pulsa aquí), así como al link de inscripciones gratuitas, accede AQUÍ.

INFORMACIÓN CIENTÍFICA 

Desde hoy y hasta el próximo 15 de marzo de 2016, te animamos a enviar comunicaciones originales cuya presentación y debate forman parte esencial de la Jornada.

Las instrucciones para el envío online de resúmenes están disponibles en la página web www.cnpt.es, pero puede acceder directamente clicando AQUÍ.
Para cualquier consulta, puede contactar con la Secretaría Técnica de la Jornada en el teléfono 963 107 189 o por mail: jornadaCNPT@viajeseci.es.
La web oficial de la Jornada www.cnpt.es  están en constante actualización y allí encontrarás toda la información necesaria.

Además, seguro que tendréis tiempo para tomar una horchata, comeros una autentica paella valenciana, o admirar el esplendor de una ciudad como Valencia que conjuga tradición y modernidad al mismo tiempo. 
 
Os esperamos en Valencia 
Francisco Camarelles Guillem y Vicenta Esteve Biot, en nombre del Comité Científico y Organizador de la VII Jornada CNPT.
 
 

lunes, 18 de enero de 2016

¿Funciona el Mindfulness?


Definitivamente, el Mindfulness está de moda. Son muchos los compañeros sanitarios interesados por esta filosofía de vida procedente del budismo Zen, que trata de desarrollar la atención y conciencia plena del momento presente. La reciente publicación en el BMJ de la Editorial Does mindfulness work? Reasonably convincing evidence in depression and anxiety, nos aporta luz sobre su eficacia para tratar problemas de salud. Más de 700 estudios se han publicado en los últimos años sobre Mindfulness, siendo más convincente la evidencia científica para usar Mindfulness en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Los meta análisis nos dicen que puede tener un efecto pequeño o moderado, pero comparable con los resultados que se pueden esperar al tratar con antidepresivos a la población atendida en atención primaria, sin la asociada toxicidad de estos. La NICE y la American Psychiatric Association la recomiendan para tratar la depresión crónica en adultos.
Un obstáculo para medir la eficacia del Mindfulness es la gran variedad de técnicas, formatos, y formas de enseñarlo. La editorial comenta que se está acumulando evidencia científica sobre su papel en el manejo de enfermedades somáticas como la psoriasis, el cáncer, el síndrome del colon irritable, la infección por VIH, la diabetes mellitus, la enfermedad cardiaca, la hipertensión y el dolor crónico. Es en este último campo donde parece tener un efecto moderado para tratar el dolor crónico, con posible aplicación para tratar desordenes dolorosos como los que aparecen en la fibromialgia. Sin embargo existe la duda de si el mindfulness reduce la intensidad o frecuencia del dolor, o simplemente mejora la capacidad del paciente para hacer frente al dolor. VER Meditación y Mindfulness para tratar enfermedades
Nos dice la editorial que la popularidad del mindfulness puede estar influyendo en los resultados obtenidos, al creer los participantes que están recibiendo una técnica de moda y probada para sus dolencias. Otro tema que hay que clarificar es si los resultados se mantienen a lo largo del tiempo, y si los pacientes siguen practicando la técnica después de acabar su periodo de entrenamiento.
 
El hecho es que se va a celebrar un congreso internacional en Zaragoza en el mes de junio de 2016 sobre el tema 3rd International Meeting on Mindfulness. Para los más interesados en profundizar en el tema, destacar que Javier Garcia Campayo nos habló sobre Mindfulness y su utilidad en la consulta clínica en el XXVº Congreso de Entrevista Clínica y Comunicación Asistencial, organizado en Barcelona noviembre 2014 VER Vídeo,, y ha creado un blog donde podéis seguir temas de mindfulness
Por cierto que ya hay aplicaciones en el móvil para practicar mindfulness. Mindfulness: qué es y cómo practicarlo desde el móvil