lunes, 6 de junio de 2016

Aspirina para la prevención cardiovascular y el cáncer de colon.


Acaban de publicarse en abril de 2016 las nuevas recomendaciones americanas, y revisión de la literatura científica, sobre el uso de la aspirina para la prevención primaria. Las personas de 50 a 59 años que tienen un 10% o más de riesgo de enfermedad cardiovascular en los próximos 10 años, y que no tienen riesgo de sangrado  deben considerar tomar dosis bajas de aspirina para ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer colorectal, de acuerdo con la últimas recomendaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF). Aspirin Use for the Primary Prevention of Cardiovascular Disease and Colorectal Cancer:U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statemen. Le asigna un grado B a la recomendación.
Las personas que están considerando comenzar un régimen de aspirina deben tener una esperanza de vida de al menos 10 años y estar dispuestos a tomar la aspirina a dosis bajas (≤100 mg / día) durante al menos 10 años. La decisión debe ser una decisión personal hecha en consulta con un médico, tras balancear los beneficios y riesgos (sangrado gastrointestinal e ictus hemorrágico).
En personas de 60 a 69 años la recomendación es de grado C, y en menores de 50 años o mayores de 70 no hay suficiente evidencia certifica para balancear los beneficios y riesgos.
En la recomendación publicada se han hecho unos interesantes modelos de simulación para analizar los beneficios y perjuicios en base a la edad, el sexo y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las tablas exponen los eventos esperados al tomar aspirina, calculándose los infartos agudos de miocardio o ictus  no mortales prevenidos, los cáncer de colon evitados, las hemorragias gastrointestinales causadas, los ictus hemorrágicos causados, los años neto de vida ganados, y años ganados ajustados por calidad de vida. Unas tablas interesantes pero poco útiles si queremos explicar a un paciente a los beneficios y riesgos a los que se enfrenta al decidir tomar una dosis baja diaria de aspirina diariamente.
 
 


Leyendo la letra pequeña de la recomendación americana, me llama la atención que casi el 40% de los adultos estadounidenses mayores de 50 años usan aspirina para la prevención primaria o secundaria de la enfermedad cardiovascular. Un porcentaje alto de uso que puede deberse a que los pacientes lo tomen por su cuenta (relacionado con la información médica que llega a la población o sus creencias) o a que los médicos la recomiendan (los médicos la recomiendan a un 41% de los pacientes susceptible de tomarla, con alto riesgo de enfermedad cardiovascular y sin contraindicaciones de uso). Un 80 % de los pacientes a los que el médico les indicó que tomaran aspirina, se adhirieron a la recomendación según un estudio.
La recomendación tiene un apartado en el que se analiza como los resultados hallados en los estudios concuerdan con la fisiopatología. Las propiedades anti-agregantes  plaquetarias de la aspirina son de sobra conocidas y estudiadas. Con respecto al porqué se previene la aparición de adenomas de colon solo hay suposiciones, pero el hecho es que tomar aspirina de forma continua durante 10 años reduce la aparición de cáncer de colon entre un 20 a un 40%.
Como médico de familia que ve pacientes todos los días, la recomendación de la USPSTF me deja muchas dudas sobre la aplicación de la recomendación en mi práctica clínica. Es obvio que se trata de una recomendación americana que tendría que ser evaluada con detenimiento en nuestro país y hacer una recomendación especifica. En Reino Unido, la NiCE ya  ha analizado el tema Aspirin for prophylactic use in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: a systematic review and overview of reviews.
Otro tema es el cálculo del riesgo cardiovascular usando tablas. En la revisión se ha usado la  ASCVD Risk Estimator de la American Heart Association.
Algo a tener en cuenta ya que en los modelos predictivos del RCV en población general hay mucho ruido y  pocas nueces BMJ Prediction models for cardiovascular disease risk in the general population: systematic review.

1 comentario:

Ma José Fortuny dijo...

Interesante, aunque sólo son suposiciones. Es cierto que el uso de AAS como "preventivo" está muy extendido, pero ya hasta prevenir el cancer de colon...