lunes, 12 de diciembre de 2016

Los impuestos pueden ser buenos para tu salud


La subida de impuestos acordada recientemente por el Gobierno de España y que afecta a las bebidas azucaradas, determinados tipos de alcohol y el tabaco, ha puesto de actualidad el papel que puede tener la subida de precios de estos productos, grabados con impuestos especiales, sobre el consumo de los mismos y la salud. Es hora de recordar la Tribuna que  publicamos en 2011 sobre este tema en El País Impuestos, salud y sanidad, y lo que hemos comentado sobre los impuestos en el blog.

La batalla por los impuestos sobre las bebidas azucaradas ha empezado ya a nivel mundial, y es la Organización Mundial de la Salud OMS la impulsora de la misma. Para ello ha dado a conocer un reciente informe “Fiscal policies for Diet and Prevention of Non communicable Diseases (NCDs)”, que afirma que las políticas fiscales que conducen a un aumento de al menos el 20% del precio de venta al público de las bebidas azucaradas podrían redundar en una reducción proporcional del consumo de estos productos, y también la prevalencia de la obesidad, la diabetes tipo 2 y la caries dental (ver Nota de Prensa).

 


Con respecto al tabaco ya sabemos desde hace muchos años que aumentar el precio es una de las mejores políticas de prevención y control del tabaquismo que un Gobierno puede hacer. El precio del tabaco tiene impacto en todas las dimensiones del consumo: prevalencia, cantidad consumida por los fumadores, iniciación y cesación. Además, dicho impacto varía entre grupos de la población, siendo en general mayor entre los jóvenes. Ver el informe del CNPT La Fiscalidad del Tabaco y la Salud. Preguntas y respuestas. Por cada 1% que aumenta el precio del tabaco disminuye la demanda total de tabaco (consumo y prevalencia) en -0,37 para los adultos y un -0,74 en jóvenes. Según la international Agency for Research On cancer IARC es una de las políticas prioritarias si queremos prevenir el cáncer (Ver Effectiveness of Tax and Price Policies for Tobacco Control). Para los gobiernos que necesitan ayuda en este campo la OMS publicó hace años su manual de ayuda (WHO Technical Manual on Tobacco Tax Administration).

También sabemos que aumentar el precio del alcohol produce una disminución en su consumo. La Organización Mundial de la Salud nos lo dice en su documento Estrategia mundial para reducir el uso nocivo del alcohol. Una subida del 10% del pecio del alcohol produce una disminución del 4% del consumo según la Universidad de Sheffield. Además, el consumo de alcohol a nivel mundial es unos de los obstáculos mayores para el desarrollo de los países, para reducir la desigualdad social y la pobreza. Para hacer frente a ello se propone un aumento del precio ALCOHOL AND THE SUSTAINABLE DEVELOPMENT GOALS. Major obstacle to development. 


Según datos de Eurostat, España es el país más barato para comprar alcohol en la eurozona y el quinto de la UE (europapress). Con respecto al tabaco también nos situamos entre los más baratos (Mapa del precio de los cigarrillos en Europa) con grandes diferencias (un paquete en España cuesta 4,6 euros y en Reino Unido 10,1). Por ello, la pretensión del Gobierno de subir los impuestos al tabaco y al alcohol (no incluye cerveza y vino) entre un 2,5% y un 5% es realmente insuficiente, es una oportunidad perdida y denota que están poco o nada preocupados por la salud de los españoles.

Nuestro grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS considera que los médicos de familia y enfermeras debemos ser conscientes de la importancia de los impuestos para cambiar estilos de vida no saludables de nuestros pacientes, y de la necesidad de exigir al Gobierno una política fiscal que mejore la salud de todos, y que vaya mas allá de su interés recaudatorio (lo recaudado debería ir destinado a la prevención y al tratamiento de las enfermedades que causan el consumo de alcohol, tabaco o bebidas azucaradas). La prevención y promoción de la salud en nuestro país pasa por un aumentó importante y sostenido de los impuestos al consumo de  productos dañinos para la salud.