lunes, 30 de enero de 2017

Prevención primaria del cáncer modificando estilos de vida

El cáncer es una enfermedad multifactorial debida al efecto combinado de factores genéticos y factores externos (estilos de vida y ambientales) como bien dicen en las "Recomendaciones de prevención del cáncer. Actualización 2016 del PAPPS". Los factores de riesgo en relación con los estilos de vida más relevantes son: tabaco, consumo de alcohol, dieta, sobrepeso, obesidad, sedentarismo y exposición solar. De hecho el código europeo contra el cáncer incluye principalmente recomendaciones en estilos de vida. ver Nuevas recomendaciones para prevenir el cáncer. En esta entrada del blog comentamos dos interesantes estudios que han aparecido últimamente sobre la potencialidad de un estilo de vida saludable para prevenir el cáncer.

Estimar la proporción de casos y muertes de carcinoma (todos los cánceres excepto los tumores de piel, cerebro, linfáticos, y hematológicos) que pueden ser potencialmente prevenidos modificando estilos de vida es el objetivo del estudio publicado en septiembre de 2016 en JAMA Oncology: Preventable Incidence and Mortality of Carcinoma Associated With Lifestyle Factors Among White Adults in the United States. Un patrón de estilo de vida saludable se definió como nunca o ex fumador (menos de 5 paquetes/año), no beber alcohol o de forma moderado (≤ 1 UBE día para las mujeres, ≤2 UBE día para los hombres), IMC de al menos 18,5% pero inferior a 27,5% y actividad física aeróbica semanal de al menos 75 minutos de intensidad vigorosa o 150 minutos de intensidad moderada. Los autores hicieron dos grupos, uno de bajo riesgo (cumplían los cuatro estilos de vida), y otro de alto riesgo. A continuación calcularon el riesgo atribuible poblacional comparando la incidencia y la mortalidad de los carcinomas entre los grupos de riesgo bajo y alto. El estudio encontró que un estilo de vida saludable podría prevenir hasta el 40% de los casos de carcinoma y el 50% de las muertes por cáncer en los EE.UU según se refleja en un comentario del blog de la Universidad de Harvard. Alrededor del 82 % de las mujeres y el 78% de los hombres que tenían cáncer de pulmón podría haberlo prevenido a través de comportamientos saludables. El 29% de las mujeres y el 20% de los hombres podrían haber prevenido el cáncer de colon y recto,  y el 30% de ambos podrían haber prevenido el cáncer de páncreas. El cáncer de mama era mucho menos prevenible: 4 %. En general, alrededor del 25% del cáncer en mujeres y 33 % en hombres era potencialmente prevenibles. Cerca de la mitad de todas las muertes por cáncer también podrían prevenirse.




El otro estudio está publicado en el JAMA Internal Medicine (Association of Leisure-Time Physical Activity With Risk of 26 Types of Cancer in 1.44 Million Adults), y ha ha agrupado datos procedentes de 12 estudios prospectivos realizados en Europa y en Estados Unidades con un total de 1.44 millones de participantes. Sus resultados indican que un nivel elevado de actividad física en el tiempo de ocio puede disminuir la incidencia de 13 de los 26 cánceres analizados. Podéis acceder a un buen análisis pormenorizado de este articulo en el blog 3 clics  Para evitar el cáncer, ¡haz ejercicio! , estando muy de acuerdo con su afirmación de que este estudio nos debería motivar, aún más, a fomentar el ejercicio físico entre nuestros pacientes.