jueves, 28 de febrero de 2013

Los peligros de la cerveza en el embarazo


El 20 de Febrero de 2013 un diario de Navarra publicaba que : “El consumo moderado de cerveza (con y sin alcohol), por los ingredientes naturales con los que está elaborada, puede tener efectos beneficiosos para la salud de la mujer en diferentes etapas de su vida como el embarazo, la lactancia, la menopausia o la vejez. Esta es una de las conclusiones del libro "Mujer, Ginecología y Cerveza", editado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), que se ha presentado hoy en el marco del XIII Congreso de Salud y Medicina de la Mujer”.
 
Estas irresponsables declaraciones carecen de sustrato científico puesto que actualmente no se conoce cual es el umbral seguro de consumo de alcohol en el embarazo para prevenir el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) en sus formas mas floridas o mas insidiosas como los trastornos relacionados con el alcohol. Puesto que no se conoce el umbral, si es que lo hay,  de seguridad la única recomendación sanitaria aceptable es no consumir nada de alcohol en el embarazo. La cerveza contiene de un 4 a un 7% de alcohol puro. Una “caña” de cerveza de 200 ml, contiene entre 8 y 14 gramos de alcohol.

Fenotipo de Síndrome alcohólico Fetal (SAF) por consumo de alcohol en el embarazo
  


El concepto de “bebedor pasivo” o involuntario hace referencia al daño que pueden sufrir personas por el consumo de alcohol de otros. En este concepto se puede hablar de las victimas de accidentes de tráfico o el síndrome alcohólico fetal (SAF).El SAF esta relacionado con el consumo de alcohol en el embarazo y se caracteriza por retraso en el desarrollo fisco y mental, alteraciones craneoencefálicas y articulares.


Actualmente sabemos que:

 1) el alcohol es un teratógeno que puede tener efectos devastadores en el desarrollo del embrión y el feto;
2) los efectos después de la exposición al alcohol gestacional son mas amplios que los que se describen como SAF
3) los efectos más profundos de la exposición al alcohol gestacional son los cognitivos y de comportamiento y del desarrollo cerebral, y
4) las consecuencias de la exposición prenatal al alcohol representan un serio problema de salud pública.
 
El trastorno relacionado con el alcohol es una variante del SAF en la que los niños presentan las alteraciones emocionales y conductuales pero no las somáticas, por lo que su diagnóstico es más difícil. Puede ser un problema en familias que adoptan niños de Europa Oriental
 
Rodrigo Córdoba
Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS

2 comentarios:

Amparo Sanchis dijo...

Existe la "creencia popular" que la cerveza es galactógena, pero obviamente, si la madre toma, el bebé también.
Una buena alternativa, según me aconsejó mi ginecólogo en su momento, es la LEVADURA DE CERVEZA. No debe confundirse con la levadura que se usa para subir el pan o para la elaboración de la cerveza que es distinta.

Amparo Sanchis dijo...

Existe la "creencia popular" que la cerveza es galactógena, pero obviamente, si la madre toma, el bebé también.
Mi ginecólogo me aconsejó en su momento, la LEVADURA DE CERVEZA. No debe confundirse con la levadura que se usa para subir el pan o para la elaboración de la cerveza que es distinta.