lunes, 18 de marzo de 2013

Encuesta Nacional de Salud España 2011-2012


La Encuesta Nacional de Salud de España (ENSE) es un estudio periódico realizado por primera vez en 1987 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). Desde hace 25 años recoge información sanitaria relativa a toda la población sobre el estado de salud, los determinantes personales, sociales y ambientales que determinan la salud y el uso de los servicios sanitarios. Acaba de publicarse hace poco los resultados de la Encuesta Nacional de Salud 2011-2012 con datos muy interesantes (ver presentación).

La Encuesta nos proporciona datos actualizados sobre los determinantes de la salud y puede orientarnos a priorizar las intervenciones futuras. Estos son los principales datos sobre los determinantes de la salud:
    ·         El número de fumadores desciende al 24,0%, desde el 26,4% del año 2006. Es la cifra más baja en 25 años. Siguen fumando más los hombres (27,9%) que las mujeres (20,2%), pero entre los jóvenes hay poca diferencia. Una buena noticia, fruto en gran parte, de la Ley de Tabaco que entro en vigor en 2011. Sin embargo, no hay que bajar la guardia.
     
    ·         El 38,3% de los adultos consume habitualmente bebidas alcohólicas, el doble de hombres (52,3%) que de mujeres (24,9%). En hombres de 15 a 34 años, uno de cada 10 se expone mensualmente a los riesgos de consumo intensivo y casi uno de cada 20 lo hace semanalmente.
     
    ·         El 41,3% de la población se declara sedentaria, algo menos de la mitad de las mujeres (46,6%) y más de un tercio de los hombres (35,9%).
     
    ·         De cada 100 adultos de 18 y más años, 17 padecen obesidad y 37 presentan sobrepeso. La obesidad ha aumentado del 7,4% al 17,0% en los últimos 25 años. De cada 10 niños y adolescentes de dos a 17 años, dos tienen sobrepeso y uno obesidad.
     
    ·         El 61,4% de la población (uno y más años) consume fruta a diario y el 45,8%, verduras a diario. El 12,5% de la población consume refrescos con azúcar a diario, menos que en 2006 (17,2%). El 2,1% declara que consume comida rápida diariamente.
     
    ·         La exposición al humo del tabaco en el trabajo (2,6%) y en los lugares y transportes públicos cerrados (2,4%) se reduce drásticamente, y el hogar pasa a ser el lugar más frecuente de exposición al tabaco (17,8%). Cabe destacar que ocho de cada 10 personas declaran no estar expuestas al humo del tabaco en su casa nunca o casi nunca.
     
 
Los resultados revelan además un aumento de las patologías crónicas: hipertensión arterial (ha pasado del 11% al 18% desde 1993), colesterol elevado (del 8% al 16%), diabetes (del 4% al 7%), y obesidad (7,4% en 1987 a 17% en 2012)  siguen su tendencia ascendente.

Un país sedentario, cada vez con más obesos, con una alta prevalencia de tabaquismo y con más patologías crónicas directamente relacionadas con estilos de vida como la alimentación, la actividad física, y el consumo de alcohol y tabaco.
Queda mucho por hacer en prevención y promoción de la salud.