lunes, 22 de abril de 2013

¿Es eficaz la formación de los profesionales sanitarios para cambiar los comportamientos no saludables de sus pacientes?

Los consejos de salud que damos y la intervención de los profesionales sanitarios sobre nuestros pacientes para que cambien los comportamientos no saludables son eficaces, aunque muchas veces nuestra percepción es de falta de efectividad. Los estudios nos dicen que no lo hacemos lo suficiente y que, por otra parte, puede influir mucho la forma en que lo hacemos (que técnicas de comunicación utilizamos).
 
El Behaviour Change Counsellig BCC es una técnica desarrollada a partir de la entrevista motivacional cuyo objetivo es que los profesionales sanitarios sean capaces de aumentar la motivación de sus pacientes para que estos cambien a estilos de vida saludables. Un reciente estudio publicado en el BMJ ( Training practitioners to deliver opportunistic multiple behaviour change counselling in primary care: a cluster randomised trial) nos aporta información muy interesante sobre si el entrenamiento de los profesionales sanitarios para intervenir sobre los estilos de vida con la técnica BCC tiene algún efecto en el cambio del comportamiento no saludable en los pacientes intervenidos (tabaco, consumo de riesgo de alcohol, actividad física y alimentación no adecuadas). Para contestar a esta pregunta se diseñó un ensayo clínico aleatorizado en el que 53 profesionales sanitarios de atención primaria de 27 centros de salud de Gales intervinieron sobre 1827 pacientes con al menos un comportamiento de salud no saludable. 13 Centros de Salud CCSS fueron grupo intervención (se formó a los profesionales en BCC) y 14 CCSS eran el grupo control (práctica habitual). Los investigadores no encontraron efectos del entrenamiento de los profesionales en el cambio de comportamiento de los pacientes a los 3 meses (cambiaron al menos un estilo de vida no saludable el 43,6% de los pacientes atendidos por profesionales entrenados frente al 40,6 % en grupo control), ni cambios en los parámetros bioquímicos o antropométricos estudiados a los 12 meses. Más pacientes que habían consultado con un profesional sanitario formado en BCC recordaron la consulta sobre los comportamientos saludables (91%5 frente 55% odds ratio 12,4),  y tuvieron  más intención de cambiar (odss ratio 2,88). También aumentaron los intentos de cambio.
                                                  Prof Butler

He tenido la gran suerte de poder comentar el estudio con el  Prof Christopher Butler, primer autor del artículo, en una reciente corta estancia en el Institute of Primary Care & Public Health de la Escuela de Medicina de Cardiff que dirige el Prof Butler. Los resultados del estudio se han vivido como algo decepcionantes en algunos medios que se han hecho eco de él. Le pregunté al Dr Butler que era lo más importante que resaltaría de este estudio y sus impresiones. En primer lugar coincidimos los dos que es difícil, yo diría que ilusorio, pensar que con una consulta de 10 minutos por paciente (el que los tenga) se puedan cambiar en gran medida los comportamientos no saludables aunque es importante que se haga. Por otra parte el Prof Butler me recalcó la importancia de establecer claramente que comportamientos no saludables quiere cambiar el paciente, porque si no lo hacemos es difícil que haya avances en el proceso de cambio. Le pareció muy importante el hecho de que más pacientes que habían consultado con un profesional sanitario formado en BCC recordaron la consulta sobre los comportamientos saludables, tuvieron  más intención de cambiar y aumentaron los intentos de cambio. Por ultimo me recalcó la necesidad de hacer seguimientos más intensivos, con más apoyo y con planes específicos, y de tratar de implicar al entorno del paciente en el cambio.
Quiero agradecer al Prof Christopher Butler su cercanía y la magnífica atención que me prestó durante mi estancia en el Instituto que dirige. También a Josep Vidal Alaball  @jvalaball  por sus gestiones y apoyo.