domingo, 20 de octubre de 2013

Caminar salva vidas, si sabes cómo

 Decenas de miles de vidas se podrían salvar al año si nos levantáramos del sofá y nos pusiéramos a caminar. Esta es la noticia aparecida en la BBC News Health que cuantifica incluso las vidas salvadas, los canceres de colon y mama prevenidos, y cuantos casos menos de diabetes aparecerían en Reino Unido si su población hiciera la actividad física recomendada en la Guías. Los datos están basados en un documento publicado por una asociación británica contra el cáncer (The "Walking Works" report). La noticia nos recuerda que hay una asociación inversa entre el riesgo de cáncer de mama y el nivel de actividad física realizado en mujeres postmenopáusicas según un estudio publicado recientemente. 

Es importante recordar los beneficios de la actividad física para la salud. Pero también es importante saber cómo podemos trasladar a nuestros pacientes lo que sabemos, y como lo pueden poner en práctica. A este respecto lo que me gusta de la campaña británica walking for health es su página web donde explican a los pacientes como hacerlo. Rutas para caminar, grupos para caminar juntos, soporte de voluntarios y mas recursos al alcance de quien se decida a dar el paso.
 


En nuestro país la sabiduría popular ha bautizado las rutas para caminar como “las rutas del colesterol”, y algunos ayuntamientos  tienen programas específicos para fomentar las caminatas. El ayuntamiento de Murcia ha puesto en marcha un exitoso programa que pretende fomentar la práctica de una actividad física moderada, de forma regular, en la población del municipio. Según la zona de Murcia donde vivas te puedes apuntar a un grupo para andar cuarenta minutos cuatro veces a la semana (GRUPOS 4/40 PROGRAMA PARA EL FOMENTO DE LA ACTIVIDAD FÍSICA). En Mallorca las rutas urbanas saludables nos invitan a caminar. Según cita textual del documento “Diseño de rutas saludables alrededor de los centros de salud”, de la Direcció General de Salut Pública i Consum: (…) ”se propone el diseño de rutas cercanas al centro de salud, adaptadas a la vida cotidiana y que se acompañe del consejo breve sobre actividad física realizado por los profesionales de atención primaria. Las propuestas de intervención en entornos donde la gente trabaja, vive, se relaciona etc. permiten una aproximación más adecuada a las causas de los problemas de salud. Este enfoque permite diseñar opciones más fácilmente asumibles para la población. Por ello se debe favorecer un entorno que propicie un cambio decidido y sostenido hacia una alimentación más saludable y la realización regular de actividad física”.
Estas iniciativas nos pueden ser de gran ayuda para promocionar la actividad física entre nuestros pacientes.