jueves, 15 de mayo de 2014

La prevención en las enfermedades crónicas

La reciente celebración de la primera cumbre de la Unión Europea UE sobre las enfermedades crónicas ha propiciado la discusión sobre los beneficios médicos, sociales y económicos de la inversión en salud y prevención de la enfermedad. También se ha hablado sobre cómo reducir la carga de las enfermedades crónicas, y la forma de fortalecer la prevención y su manejo en el marco de la UE.
Las conclusiones de la jornada resaltan la importancia de las enfermedades crónicas en costes de enfermedad, en costes económicos y sociales, y cómo pueden afectar a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios. Para hacer frente a estos retos nos dicen que la prevención es la clave, y recomiendan intervenir sobre los mayores causantes de enfermedad:
  • La reducción de los daños causados por el consumo de alcohol, elevando su precio y actuando sobre el consumo por debajo de la edad permitida.
  • Implementando acciones sobre la inactividad física y la alimentación. Especial atención a la obesidad infantil, la malnutrición en personas mayores y los entornos saludables que incentiven la actividad física.
  • Explorar medidas de autorregulación de la industria y/o medidas fiscales que hagan menos atractiva la comida no saludable y otros causantes de enfermedad y muerte como el tabaco.
  • Desarrollar mensajes  eficaces de promoción y prevención de la enfermedad.
 

Las conclusiones nos recuerdan los retos que suponen el envejecimiento de la población y las desigualdades sociales en salud. Es necesario un uso más eficiente de los recursos disponibles con políticas de prevención modernas y orientadas, incentivos para desencadenar conductas saludables usando las técnicas de cambio del comportamiento efectivas, y que se integren los objetivos de salud en todas las políticas (Salud en todas las políticas).También recomiendan reforzar el papel y la implicación de los ciudadanos en la salud (empoderamiento, autocuidado, participación comunitaria, el papel de los profesionales sanitarios y otros). Para finalizar no se olvidan de la importancia de la investigación, la evaluación, la diseminación y el compartir las intervenciones que se hayan demostrado efectivas en este campo.
La cumbre europea ha coincidido con la celebración del VI Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico celebrado en el mes de marzo en Sevilla. Parece ser, por las ponencias del congreso, que lo más importante para el abordaje de los crónicos es la gestión clínico burocrática que se hace de su enfermedad (después de mas de 20 años atendiendo a crónicos como médico de familia tengo un "master" en el tema, aunque bienvenido sea todo aquello que facilite y no burocratice la gestión de mis pacientes con enfermedades crónicas), mencionado algo la importancia de los autocuidados, la educación sanitaria y la participación comunitaria (fundamentales). Sobre prevención, tratando de los mayores causantes de enfermedad, se ha hablado mas bien poco, obviando que la Unión Europea nos dice que la prevención es la clave para intervenir sobre las enfermedades crónicas (¿Olvido o poco interés por la prevención?)