lunes, 9 de junio de 2014

La "fuerza" de las recomendaciones preventivas. El sistema GRADE


 A la hora de decidirnos a poner en marcha una intervención preventiva en la práctica clínica necesitamos tener en cuenta si existe un grado razonable de certeza de que el balance beneficios/riesgos-inconvenientes-costes sea lo suficientemente favorable como para que merezca la pena aplicarla. No basta con saber que disponemos de los suficientes estudios de calidad que avalen hacer una intervención. Un nuevo sistema para clasificar la calidad de la evidencia y la fuerza de las recomendaciones ha sido adoptado por el PAPPS de semFYC hace ya 4 años. Se trata del Grading of Recommendations, Assessment, Development, and Evaluation (GRADE).
 
Un artículo publicado recientemente en la revista Atención Primaria (Sistema GRADE: metodología para la realización de recomendaciones para la práctica clínica) nos puede ser de utilidad para conocer en que consiste este sistema y que metodología se utiliza para la elaboración de las recomendaciones. En el artículo se utilizan ejemplos para poder entender mejor la metodología.
El sistema GRADE hace especial énfasis en la presentación explícita y transparente de todo el proceso de elaboración de las recomendaciones, utilizando tablas de síntesis de los resultados para entender mejor las recomendaciones finales. GRADE tiene en cuenta 4 criterios para determinar la dirección y la fuerza de las recomendaciones: a) el balance entre los beneficios y riesgos e inconvenientes; b) la confianza en la magnitud de las estimaciones del efecto de la intervención en los desenlaces importantes (calidad global de la evidencia); c) los valores y preferencias de los pacientes, y d) el uso de recursos y costes. Teniendo en cuenta la fuerza y la dirección, las recomendaciones pueden ser fuertes a favor, fuertes en contra, débiles a favor o débiles en contra de una intervención.
 
Un buen ejemplo del uso del sistema GRADE para valorar la calidad de la evidencia y la fuerza de las recomendaciones preventivas son las Recomendaciones para el cribado del cáncer de mama con mamografía en población de riesgo medio. Actualización PAPPS 2012. Con tantas noticias y controversias en los últimos meses sobre el cribado del cáncer de mama se agradece mucho una aproximación al tema como la que propone el GRADE. Este sistema nos permite también alejarnos de cierto pensamiento reduccionista (bajo mi punto de vista), muy de moda últimamente entre ciertos colectivos sanitarios radicalmente en contra de los cribados del cáncer, que agrupan el mundo en pares opuestos (blanco o negro; bueno o malo). GRADE puede ayudar a prevenir errores, resolver desacuerdos, facilitar la lectura crítica, y la comunicación de la información.