jueves, 19 de marzo de 2015

¿Que hay que hacer para que el mundo se libere del tabaco?

¿Qué hay que hacer para que el mundo se libere del tabaco? Es el título de la reciente editorial de la revista The Lancet que dedica, además, una serie de artículos para conmemorar el 10 aniversario del Convenio Marco de Control del Tabaquismo CMCT (imprescindible leer el excelente resumen colgado en la página web del CNPT), y el 16 Congreso Mundial del Tabaco que va  a tener lugar en este mes de marzo en Abu Dhabi.
 
La editorial comienza con las declaraciones de los directivos de la multinacional tabaquera Brithis American Tobacco que recientemente han presentado sus resultados económicos de 2014: “estamos encantados con los progresos que hemos hecho”. Los beneficios de esta mortal industria siguen creciendo gracias a la incorporación de nuevos mercados en países en desarrollo, y a que la industria tabaquera esta desarrollando una política de demandas en los juzgados para hacer fracasar las medidas de  prevención y control en muchos países.
Pese a los esfuerzos del CMCT la epidemia mundial sigue en expansión y son necesarios nuevos esfuerzos. La propuesta que nos hacen desde la revista es que para el año 2040 seamos un mundo libre de tabaco, y que para ese año (aunque no se haya prohibido el tabaco) este esté fuera de nuestra vista, de nuestras mentes y pasado de moda. Además de seguir implementando el CMCT va a ser necesaria una alta conferencia de las Naciones Unidas para conseguir el objetivo. Se pretende que para esa fecha menos del 5% de los adultos fumen diariamente, por lo que la prevención y control del tabaquismo deberán ser una prioridad política del gobierno de España. Países de nuestro entorno se “han puesto las pilas” y ha sido noticia recientemente que Irlanda y Reino Unido han aprobado ya el envasado genérico de los paquetes de cigarrillos, al igual que pretende hacer Francia, Noruega y Finlandia.
 
Si pasamos de lo macro a lo micro, como médicos o enfermeras prácticos que somos, no debemos olvidar que el consumo de tabaco mata a nuestros pacientes cada día y la obligación ética de intervenir. Recientemente hemos sabido que el tabaco mata más de lo que suponíamos, en el New England se ha publicado un estudio que afirma que el consumo de tabaco se relaciona, además de lo ya conocido (Las consecuencias para la salud del tabaco. 50 años del Informe del Cirujano General), con muerte por enfermedad renal, isquemia intestinal, infecciones, enfermedades hipertensivas cardiacas, cáncer de mama, y cáncer de próstata. Según este estudio la mortalidad en fumadores es de dos  a tres veces mas alta que en nunca fumadores. Si antes podíamos afirmar que uno de cada 2 pacientes fumadores muere con alguna enfermedad relacionada con su consumo (Doll R y Peto R), nuevos estudios nos llevan a afirmar que pueden llegar a ser 2 de cada 3 Tobacco smoking and all-cause mortality in a large Australian cohort study: findings from a mature epidemic with current low smoking prevalence. y The 21st century hazards of smoking and benefits of stopping: a prospective study of one million women in the UK.
No hay que esperar a que el mundo se libere del tabaco en el 2040 para que ayudes a tus pacientes a liberarse de su consumo cuanto antes.