jueves, 16 de abril de 2015

Alcohol, salud, y mujer

"El alcohol presenta otro desafío más para la salud de las mujeres. Aun en cantidades pequeñas, el alcohol afecta a las mujeres de manera diferente que a los hombres. Y el beber en exceso es, de alguna manera, mucho más arriesgado para las mujeres que para los hombres". Este es una de las párrafos qué destacaría del interesante documento Alcohol, un reto para la salud de las mujeres, que ha publicado el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo de USA.
 
El consumo de alcohol afecta de forma distinta a las mujeres, y esto se traduce en distintos aspectos a tener en cuenta:
  • Existen diferencias en la metabolización del alcohol entre hombres y mujeres por la diferente proporción de enzima ADH (Alcohol Deshidrogenasa) y la menor cantidad de agua en el cuerpo de las mujeres.
  • El nivel de consumo de riesgo de alcohol es mas más bajo para las mujeres que para los hombres. En mujeres es mas de 2-2,5 UBE al día frente a 4 en hombres, o mas de 17 a la semana frente a 28. El corte del consumo de riesgo en el Audit C se sitúa en menor de 4 en mujeres frente a menos de 5 en hombres. VER Abordaje del consumo de riesgo de alcohol desde la atención primaria. Editorial semFYC en la revista Atención Primaria
  • Su relación con diferentes enfermedades relacionadas con un consumo perjudicial de alcohol como el cáncer de mama, mayor riesgo de hepatopatía, o la mayor vulnerabilidad frente la enfermedad cerebral. No hay que olvidar tampoco la relación entre consumo perjudicial de alcohol con la violencia de género y el abuso sexual. A largo plazo, las mujeres desarrollan enfermedades relacionadas con el alcohol más rápidamente, y con menor cantidad de alcohol, que los hombres.
  • El consumo de bebidas alcohólicas por parte de una mujer embarazada puede afectar al feto y producir un Síndrome alcohólico fetal.

 

El documento analiza como afecta el consumo nocivo o perjudicial de alcohol según la edad de las mujeres. El consumo de riesgo y perjudicial de alcohol no es exclusivo de mujeres jóvenes, también las mujeres de edad avanzada pueden sufrirlo. Los problemas con el alcohol entre las personas mayores a menudo se confunden con otras condiciones relacionadas con el envejecimiento. Hace pocos meses descubrí un consumo perjudicial de alcohol de una paciente mía de 82 años con caídas frecuentes, traumatismo craneoencefálicos seguidos y varias consultas a urgencias hospitalarias. Una causa de caídas que puede pasar desapercibida si no piensas en ella.