jueves, 29 de octubre de 2015

Cómo comunicar mejor en salud

 
“La compresión por parte del paciente de los riesgos para su salud de una conducta, puede desencadenar un cambio de comportamiento. Cuando demos una recomendación o un consejo de salud hay que asegurarse de que comunicamos conjuntamente los riesgos y los beneficios para la salud. Las personas son más propensas a tomar una decisión informada cuando se enteran de los riesgos y beneficios. Explicando un solo lado de la historia puede confundir o engañar a la gente”. Esta es la recomendación de los Centers for Disease Control and Prevention CDC en su reciente boletín.
Comunicar los riesgos y beneficios de un comportamiento en salud es uno de los ítems del interesante  CDC’s Clear Communication Index covers. Este Índice nos puede ayudar a desarrollar y evaluar los materiales de comunicación en salud. Contiene 4 preguntas introductorias y 20 ítems extraídos  de las directrices que marca la literatura científica en comunicación y disciplinas afines. Cada ítem resume una característica que debe tener un material para aumentar y ayudar a que los pacientes comprendan la información que se les facilita (Ver plantilla del Índice).

 
Las cuatro primeras preguntas para evaluar o diseñar un material son fundamentales: ¿A quién te diriges?, ¿Qué sabes de los conocimientos y habilidades en salud de tu audiencia?, ¿Cuál es tu objetivo principal al comunicar?, y ¿Cuál es el principal mensaje de tu material?. Estas preguntas me parecen que nos pueden ser útiles tanto al diseñar materiales como a la hora de dar un consejo de salud en la consulta.
En la página web podemos encontrar, además, una completa Guía del usuario, ejemplos de materiales y una herramienta informática para evaluar.

Una parte muy importante del consejo breve de salud que damos en la consulta, es la entrega de material informativo-educativo. Este debe contener de forma esencial todo lo que hemos explicado, y estar escrito con lenguaje claro y comprensible. El material resulta más eficaz si se explica y se señala la información más importante y existe coherencia entre lo entregado y lo explicado oralmente. Además del material escrito podemos utilizar otros medios como soportes informáticos, recomendación de páginas web, grabaciones y otros (Ver Cómo dar un consejo de salud en la consulta).
La reciente publicación del documento de CONSEJO INTEGRAL EN ESTILO DE VIDA EN ATENCIÓN PRIMARIA, VINCULADO CON RECURSOS COMUNITARIOS EN POBLACIÓN ADULTA, requiere que se elaboren folletos dirigidos a población general sobre estilos de vida y una página web que los explique. Con respeto a la página web de estilos de vida pronto habrán novedades que os contaremos a los lectores del blog. Con respecto a la elaboración de materiales dirigidos a la población general sobre consejos de salud en estilo de vida, nuestro grupo está trabajando actualmente en ello, y las directrices de los CDC nos van a ser de gran ayuda.