martes, 22 de diciembre de 2015

¿Existe el espíritu navideño?


La Navidad es tiempo de alegría y nostalgia, sentimientos mezclados y asociados con emociones de regocijo, deliciosos olores y abundante cantidad de buena comida. Pero ¿Existe el espíritu navideño? Esta es la pregunta que se hicieron en el estudio recientemente publicado en el BMJ Evidence of a Christmas spirit network in the brain: functional MRI study. Si en algún lado tiene que estar el espíritu de la Navidad, este debe ser el cerebro de los humanos. Los autores han medido las activaciones de ciertas áreas cerebrales, con RMN ,de personas con diferentes tradiciones culturales tras mostrarles imágenes navideñas. A continuación se les ha pasado una encuesta de cómo viven la Navidad. Encontraron una activación de la corteza motora cerebral, y del lóbulo parietal inferior de las personas que tenían tradición de celebrar la Navidad. Justamente estas áreas cerebrales se asocian con la espiritualidad, el  sentido corporal, y el reconocimiento de las emociones faciales entre otras funciones. Aunque alegres e intrigados los autores por haber encontrado el espíritu navideño, no dejan de decirnos que estos hallazgos debe ser interpretados con cautela. Y acaban diciéndonos que son necesarios mas estudios para confirmar que el espíritu navideño existe.
En las áreas rojas esta el espíritu de la Navidad. Imagen del BMJ
 
 
Pero como este blog está enfocado a hablar de prevención, no podemos pasar la ocasión de advertirle a Santa Claus de los graves peligros que corre por tener el barrigón que tiene. Un reciente estudio de la revista Annals of Internal Medicine Normal-Weight Central Obesity: Implications for Total and Cardiovascular Mortality ha encontrado mayor riesgo de mortalidad cardiovascular en aquellas personas no obesas pero con mayor índice de perímetro abdominal (relación entre cintura y cadera). A Santa le vendría muy bien perder cintura abdominal para mejorar su salud cardiovascular.
Para no acabar como santa Claus estas navidades os recordamos los Consejos para una Navidad con Salud.
 
Feliz Navidad, 
o feliz activación cerebral