lunes, 8 de febrero de 2016

¿Puedo beber alcohol si quiero o puedo quedarme embarazada?

Las mujeres activas sexualmente, que no usan métodos anticonceptivos, deberían abstenerse de beber alcohol para evitar el riesgo de dar a luz a bebés con trastorno del espectro alcohólico fetal, incluso si aún no saben que están embarazadas. Esta es la recomendación de un reciente informe de los CDC en USA “Alcohol y embarazo ¿Por qué correr el riesgo?” Casi la mitad de todos los embarazos en Estados Unidos no son planeados y, aunque lo fueran, la mayoría de las mujeres no se enteran de que están embarazadas hasta las 4 a 6 semanas de embarazo. Esto significa que una mujer podría beber alcohol y, sin saberlo, exponer a el feto al alcohol. La alta prevalencia de los trastornos del espectro alcohólico fetal (1 de cada 20 niños en edad escolar), el que 3 de 4 mujeres que quieren quedarse embarazadas consuman alcohol, y el dato de que el 100 %  de los trastornos del espectro alcohólico fetal son prevenibles, justifican la recomendación según los CDC.  La Academia Americana de Pediatría hizo público un informe en octubre de 2015 Fetal Alcohol Spectrum Disorders asegurando que " ninguna cantidad de alcohol debe ser considerada segura para beber durante cualquier trimestre del embarazo".También la revista The Lancet ha publicado en 2016 el artículo Comorbidity of fetal alcohol spectrum disorder: a systematic review and meta-analysis. Las conclusiones son claras: La alta prevalencia de condiciones comórbidas en individuos con trastornos del espectro alcohólico fetal, pone de relieve la importancia de la evaluación de la exposición prenatal al alcohol como un factor de riesgo clínico sustancial para la comorbilidad. Los efectos nocivos del alcohol sobre el feto en desarrollo están detrás de muchos casos de discapacidad prevenibles, y por lo tanto, el consumo de alcohol durante el embarazo debe ser reconocido como un problema de salud pública a nivel mundial.


En enero de 2012 presentamos en el blog un caso de trastorno del espectro alcohólico fetal muy ilustrativo: el caso de Ylan. Ver Embarazo y alcohol: síndrome alcohólico fetal y trastorno relacionado con el alcohol. A los profesionales sanitarios nos recomiendan evaluar a todos los pacientes adultos para detectar el consumo de alcohol, y recomendar a las mujeres que no consuman nada de alcohol si hay alguna posibilidad de que estén embarazadas.

La recomendación de los CDC  ha causado polémica en USA, y el NYT se ha hecho eco de la misma en el artículo “C.D.C.Defends Advice to Women on Drinking and Pregnancy”. Se acusa que la recomendación no es realista, dura, y con tintes de considerar a las mujeres como meros recipientes para gestar fetos. Desde los CDC han contestado a estas críticas argumentando que su intención es que las mujeres tomen las mejores decisiones y darles la mejor información  para que puedan decidir por ellas mismas: "El alcohol en ese período puede ser especialmente peligroso, así que queremos asegurarnos de que las personas son conscientes de ello. Por supuesto, lo que hagan con la información depende de ellas".