jueves, 23 de junio de 2016

Alcohol y tabaco, una relación peligrosa y poco estudiada


La relación entre el consumo alcohol y el consumo de tabaco es motivo de interés en el reciente artículo publicado en el suplemento La Buena Vida del periódico El País.¿Por qué me apetece fumar siempre que bebo alcohol? Este el modo en que ambas sustancias unen fuerzas para confundir a su cerebro.


 
En el artículo se menciona el reciente estudio, Cessation of alcohol consumption decreases rate of nicotine metabolism in male alcohol-dependent smokers, que nos dice que el consumo de alcohol acelera la rapidez con que el cuerpo descompone la nicotina. Este hecho podría ser un factor contribuyente de las bajas tasas de abandono del tabaquismo en los fumadores adictos al alcohol. A las personas que descomponen la nicotina de forma más lenta se les hace más fácil dejar de fumar, porque la nicotina permanece más tiempo en sus cuerpos. Al beber alcohol se descompone más rápidamente la nicotina en el organismo y el cerebro pide más ingesta de nicotina, fumando más.
La relación entre consumo de tabaco y alcohol es una relación poco estudiada, y tenida en cuenta por los profesionales sanitarios.Tanto el alcohol como la nicotina son drogas psicoactivas que se potencian mutuamente, y comparten el uso de las "gafas de no ver" de los profesionales sanitarios, en este caso el uso de las dobles “gafas de no ver” (poca disposición a ver el problema y a intervenir).

Como queda reflejado en el artículo de El Pais, el consumo de alcohol se hace en mucha ocasiones en un contexto social en el que el tabaco puede estar presente y relacionarse ambos consumos. De hecho se ha estudiado bastante la relación entre consumo de tabaco y alcohol en jóvenes que van unidos, y en los que intervienen factores psicosociales. Pero no hay que olvidar otros factores que pueden influir, en los que predominan los aspectos adictivos de ambas sustancias (la “cara poco amable” de la que nadie quiere hablar pero que se teme):

1.    El alcohol y el tabaco son, con gran diferencia, las drogas con el mayor número de adictos en el mundo. Son también las sustancias que comportan el mayor coste sanitario y social. Comparten legalidad y ello les permite estar omnipresentes en nuestra sociedad.

2.    Sabemos que un porcentaje muy alto de personas que tienen dependencia al alcohol (hasta las tres cuartas partes) son, a su vez, dependientes del tabaco. También hay relación entre el consumo de riesgo de alcohol y la probabilidad de ser fumador.

3.    También sabemos que hay una relación entre la adicción al alcohol, la severidad de la adición a la nicotina, y la intensidad de los síntomas de la abstinencia a la nicotina al dejar de fumar.

4.    La prevalencia de tabaquismo y dependencia del alcohol en pacientes psiquiátricos es más elevada que en población general. Por ejemplo, son fumadores entre el 62% y 76% de los pacientes esquizofrénicos, y estos son dependientes al alcohol en un porcentaje del 33%.

Estos datos están sacados de  la Monografía Tabaco de la revista Adicciones,  que en el capítulo 13 analiza la relación entre el consumo de ambas sustancias, que podeís descargar en el siguiente enlace.