jueves, 30 de junio de 2016

La salud de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales LGBT es importante (1)

Para los que vivimos en el centro de Madrid no pasa desapercibida, en absoluto, la Semana del Orgullo Gay MADO 2016. Una fiesta multitudinaria e internacional, que defiende los valores de la tolerancia, la diversidad, de lucha contra la discriminación y con contenidos reivindicativos de los derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales LGBT.
 
Pero no todo tiene que ser fiesta y diversión, también la salud de las persona LGBT importa y no se le presta la atención que debiéramos en nuestro país. Un reciente artículo publicado en JAMA hace unos días nos aporta datos sobre su salud "Comparison of Health and Health Risk Factors Between Lesbian, Gay, and Bisexual Adults and Heterosexual Adults in the United States Results From the National Health Interview Survey". En la encuesta de salud realizada en USA se han analizado las desigualdades en salud y los estilos de vida de LGB con respecto a heterosexuales. Los hombres gay eran más propensos a presentar  trastornos de orden psicológico severos, mayor consumo de riesgo de alcohol, y mayor consumo de tabaco (moderado) que los hombres heterosexuales. Las mujeres lesbianas mayor riesgo de padecer trastornos psicológicos moderados, salud regular o mala, múltiples enfermedades crónicas, mayor consumo de riesgo de alcohol, y mayor consumo de tabaco (severo) que las mujeres heterosexuales.  El articulo concluye que existen desigualdades de salud sustanciales para LGB adultos en los Estados Unidos, posiblemente debido a los factores de estrés que experimentan las personas LGB como resultado de la discriminación interpersonal y estructural. En la detección de problemas de salud, los médicos deberíamos ser sensibles a las necesidades de los pacientes con orientación sexual minoritaria.
 Imagen tomada de la pagina web del MADO 2016

El abordaje de la salud de las personas LGBT se aborda mayoritariamente desde la prevención de la trasmisión del VIH, como la loable actividad que se hizo en la Comunidad de Madrid en 2015 con su semana de la prevención del orgullo gay, y el reparto de preservativos por parte de la organizaciones LGBT . Sin embargo no se abordan los estilos de vida que más van a influir en la salud actual y futura de las personas LGB: el consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

Muy distinto de lo que se está haciendo en USA con campañas específicas dirigidas a concienciar a LGBT sobre los perjuicios del consumo de tabaco como  This Free Life Campaign de la FDA.
Se trata de una campaña dirigida a personas LGBT jóvenes de 18 a 24 años que viven en USA,  donde los adultos jóvenes LGBT son casi dos veces más propensos a consumir tabaco que otros adultos jóvenes (truth initiative). El objetivo es prevenir y reducir el consumo de tabaco entre los adultos jóvenes LGBT. A través de la utilización de mensajes auténticos y creíbles de los miembros de la comunidad LGBT que no fuman, la campaña anima a estos jóvenes a inspirarse en sus compañeros para vivir también sin tabaco. La campaña refleja el deseo de los adultos jóvenes LGBT de querer ser "libre" en sus vidas y experiencias, y la conecta con la libertad de no ser dependiente al tabaco. Ver video

Con respecto al consumo de alcohol la batalla está perdida, tanto por el desinterés de las autoridades sanitarias en abordar la prevención del alcohol en jóvenes (la Ley del alcohol en jóvenes del Ministerio de Sanidad lleva parada años),  como por los ingentes recursos económicos que dedica la industria del alcohol a promocionar sus productos con total impunidad. Solo hay que fijarse que los patrocinadores destacados del MADO 2016 son marcas de ron y vodka. Solo nos falta por ver que lancen chupitos de licor con alcohol desde las carrozas que desfilan.
 

No hay comentarios: