lunes, 4 de julio de 2016

La salud de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales LGBT es importante (2)

La salud de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales LGBT es importante, y también lo es el trato que reciben por el sistema sanitario. Es una de las conclusiones del documento de posicionamiento del Colegio de Médicos Americano: Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Health Disparities: Executive Summary of a Policy Position Paper From the American College of Physicians, que se publicó en julio de 2015.
 
El documento se posiciona sobre aspectos de actualidad en USA como la discriminación por orientación sexual y de identidad de género. Sobre la atención sanitaria a las personas transexuales, apoya una definición de familia incluyente, a favor del matrimonio civil entre personas del mismo sexo, en contra de las terapias de “reorientación”, a favor de la donación de sangre, y  sobre las disparidades en salud. Temas en los que en nuestro país hemos avanzado mucho en los últimos años. (ver traducción que hizo Alfonso Casi)
En su punto 7 recomienda que las facultades de medicina, los programas de residencia, y programas de educación médica deben incorporar las cuestiones de salud LGBT en sus planes de estudio. Alerta sobre casos de parcialidad del médico o negación de la atención a los pacientes LGBT, que pueden influir en que los pacientes retengan información sobre su orientación sexual , identidad de género o condiciones médicas que podrían ayudar al médico a tener una mejor comprensión de las necesidades potenciales de salud de sus pacientes. Los médicos pueden desempeñar un papel integral en ayudar a un paciente de LGBT a navegar a través del sistema médico, proporcionando atención respetuosa, cultural y clínicamente competente para mejorar la salud general del paciente. El establecimiento de un clima de comprensión, confianza y comunicación entre un médico y un paciente es la clave para una relación continua y beneficiosa.
 
Continua el documento comentando que las guías de práctica clínica nos orientan de forma simple sobre como debemos intervenir: hay que hacer las preguntas adecuadas y estar abierto y sin prejuicios acerca de las respuestas. Pocos pacientes esperan que sus proveedores sean expertos en todos los aspectos de la vida de gays y lesbianas. Pero es importante que los proveedores soliciten información sobre situaciones de la vida, se preocupen por la familia y otras relaciones importantes, comprendan los sistemas de apoyo, y también hagan recomendaciones apropiadas para la orientación y el apoyo cuando sea necesario.
La promoción y la prevención de la salud se realizan dentro de un marco en el que debemos entender mejor las necesidades únicas de la salud de la comunidad y las personas a las que atendemos. Para ello es necesario desarrollar una base de actitudes y conocimientos sobre competencias culturales y clínicas, y comprender los factores que afectan la salud de las personas LGBT. Por ello son necesarios documentos en España como el del Colegio Americano que aborden estos temas, y otros que pongan el foco en la adaptación de la práctica clínica del MF a la cultura del paciente.