jueves, 22 de diciembre de 2016

Alcohol en menores y la necesidad urgente de intervenir


La reciente muerte de una menor por coma etílico en la localidad madrileña de  San Martín de la Vega ha causado la lógica alarma social. En el grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS consideramos que no se trata de un lamentable hecho aislado, por los datos que disponemos provenientes de la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias de 2016 ESTUDES. Los objetivos de esta encuesta son conocer la situación y las tendencias de los consumos de drogas, los patrones de consumo, los factores asociados y las opiniones y actitudes ante las drogas de los estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años. Y orientar el desarrollo y evaluación de intervenciones destinadas a reducir el consumo y los problemas asociados. Según la encuesta, en los últimos doce meses el 76,89% de los jóvenes han consumido alcohol, el 22% se ha emborrachado y el 32% ha consumido alcohol en forma de atracón (cinco o más copas en un corto espacio de tiempo).  Si consideramos que el consumo de alcohol en esa franja de edad debería ser 0, los datos son muy preocupantes.
Por ello hemos lanzado una Nota de Prensa semFYC a los medios de comunicación reclamando medidas urgentes: “Los médicos de familia reclaman medidas urgentes para frenar el consumo de alcohol entre menores”.
Las medidas de prevención y control que reclamamos que se adopten legalmente se basan en las 5 recomendaciones presentadas en la reunión de Ministros de Sanidad europeos ―y respaldadas por la Comisión Europea y el Plan Nacional de Drogas― que consistirían en:
a) prohibir el consumo en la vía pública de todos los tipos de alcohol,
b) limitar la publicidad de cualquier bebida alcohólica, no solo los licores,
c) controlar los puntos de acceso,
d) acotar los horarios de venta, y
e) subir impuestos sobre las bebidas alcohólicas, teniendo en cuenta que los tipos impositivos Españoles se encuentran entre los más bajos de la UE.
Además de estas medidas, cabe llevar a cabo programas de educación e información dirigidas a las familias y a los jóvenes, aunque la información y la educación solo son útiles en un contexto en la que se limite la promoción del alcohol y en la que haya menos disponibilidad, accesibilidad y permisividad con las bebidas alcohólicas en los menores. Ver consumo intensivo de alcohol en jóvenes.

El  consumo de alcohol por parte de menores es una responsabilidad de todos como dice la Fundación de Ayuda  a la Drogadicción FAD en un reciente comunicado, y los médicos de familia no podemos desentendemos del problema. Desde la consulta podemos hacer cosas pero la solución va a venir de nuestros políticos que deben  dotarnos de leyes para hacer frente al problema, y ser capaces de hacer frente a las presiones de los lobbies (¿Porqué no tenemos una ley del alcohol en España? ).
La FAD tiene una mala noticia que darnos y otra peor como podéis ver en el siguiente vídeo.