jueves, 10 de octubre de 2013

Prescribir y recetar ejercicio físico en la consulta


Prescribir Actividad Física y/o ejercicio físico en la consulta para las enfermedades crónicas requiere saber qué ejercicio es el más adecuado, la duración, la frecuencia, y la intensidad que vamos a prescribir. Recientemente he descubierto los folletos publicados por Servicio Nacional de la Salud de Escocia que me parecen de gran interés. Se trata de folletos adaptados a distintas situaciones o enfermedades de los pacientes como cáncer, enfermedad de Alzheimer, EPOC, artritis reumatoide y otras condiciones.
 
Cada folleto, dirigido a un paciente con una condición clínica específica, explica cómo empezar y finalizar, que tipo de ejercicio es recomendable y porque, y que características debe tener (tipo, tiempo, intensidad, frecuencia), sin olvidar las condiciones de seguridad. La pena es que no los tengamos disponibles en castellano para explicárselos y dárselos a nuestros pacientes.
 
 

Estos folletos perfectamente nos podrían servir para “recetar” desde nuestras consultas ejercicio físico como una medicina. Una propuesta que se hace desde distintas organizaciones como Exercice Works y que se ha puesto de plena actualidad esta semana pasada al publicarse un interesante estudio en el BMJ. El artículo “Comparative +effectiveness of exercise and drug interventions on mortality outcomes:metaepidemiological study”, tiene como objetivo averiguar la efectividad comparada del ejercicio físico frente a los fármacos en la reducción de la mortalidad.
Las conclusiones del estudio, limitado por el número de ensayos analizados, sugieren que el ejercicio y los fármacos son, a menudo, potencialmente similares en términos de sus beneficios en la prevención secundaria  de la mortalidad por cardiopatía coronaria, en la rehabilitación después del accidente cerebrovascular, en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y en la prevención de la diabetes.

El artículo ha sido comentado en distintos medios de comunicación en todo El Mundo. Mientras que solo pocos adultos alcanzan la actividad física recomendable, el número de prescripciones de fármacos va en aumento. ¿Por qué no añadir una receta de ejercicio físico al prescribir un fármaco?



 



2 comentarios:

Merck Salud dijo...

Muchas gracias por esta información y por el enlace a las fichas del servicio de salud escocés, son muy útiles! Como bien indicas, prescribir ejercicio físico es fundamental para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida de los enfermos crónicos, pero también es importante saber qué ejercicio prescribir. Sería muy útil, tanto para médicos como para pacientes, contar con esa información en castellano, ya que muchos enfermos no consiguen beneficiarse del todo del ejercicio físico o incluso pueden empeorar su situación por falta de información sobre cómo realizar las actividades.

Micky Ramirez dijo...

Me parece muy interesante la información que proporcionas. Enhorabuena por el trabajo realizado.
Un saludo
Micky

http://ejerciciofisicoybienestar.blogspot.com/