lunes, 2 de diciembre de 2013

Herramientas para aumentar el nivel de actividad física


La revista Canadian Family Physician ha publicado, dentro de su interesante apartado de herramientas para la consulta, una pequeña revisión sobre el uso de podómetros para motivar a los pacientes a incrementar  su nivel de actividad física. La conclusión a la que llegan es que los podómetros, usados con metas específicas de actividad, pueden ser una forma no muy cara y efectiva de medir y aumentar actividad física de los pacientes.
 
Otras herramientas que están siendo estudiadas para el aumento del nivel de actividad física son el entrenamiento personal (cara a cara) y las intervenciones remotas (teléfono, correo electrónico) y a través de la web 2.0. Dos recientes revisiones Cochrane nos aportan información sobre su eficacia. Ambas intervenciones pueden ser exitosas y conseguir que se aumenten y mantengan al año los niveles de actividad física.
En  nuestra consulta del día a día podemos utilizar técnicas para el cambio de conducta. Es lo que han estudiado en esta revisión de la Universidad de Bristol sobre las técnicas de cambio de conducta para aumentar los niveles de caminar y ciclismo. Han intentado averiguar que técnicas de cambio de conducta se usan y cuales son más efectivas. La auto monitorización de la actividad que se hace (usando podómetros por ejemplo o una aplicación para el móvil) y el animar a los pacientes a que se marquen una meta o tomen una decisión son las dos técnicas para el cambio de conducta que han encontrado más eficaces.
Otros optan por técnicas con un enfoque menos positivo. Solo hay que fijarse en la foto adjunta de una campaña en Bolivia para concienciarnos que el sedentarismo es letal. Foto conocida a través de Miguel Angel Mañez.
 
 

 
 
Pero no solo hacen faltan herramientas para motivar a los pacientes, también son necesarias herramientas para motivar a los profesionales sanitarios para que intervengan sobre los niveles de actividad física de sus pacientes. Ser conscientes de la importancia de prescribir actividad física, y de las habilidades de que disponemos es necesario. También superar las barreras de falta de tiempo y de formación en este campo. Son las conclusiones de un reciente estudio en enfermeras de Canadá (Prescription for physical activity a survey of Canadian nurse practitioners).

2 comentarios:

medicoypaciente.com dijo...

Me gusta y estoy de acuerdo en que los primeros en concienciarnos hemos de ser los profesionales sanitarios!!

Anónimo dijo...

excelente post...a ver que os parece este podómetro...tiempo y formación, asignaturas pendientes?.