lunes, 10 de febrero de 2014

Como cambiar conductas en salud (4): la nueva guia NICE 2014


Se ha publicado recientemente la nueva Guía NICE 2014 sobre el cambio de conducta en salud con enfoque individual (Behaviour change: individual approaches-guidance). La Guía hace recomendaciones sobre las intervenciones de cambio de comportamiento a nivel individual dirigidas a cambiar las conductas que pueden dañar la salud de las personas. Incluye una serie de enfoques para las personas mayores de 16 años, pudiendo ser intervenciones individuales breve oportunistas, o intervenciones de más alta intensidad planificadas a lo largo de varias sesiones.
La Guía tiene como objetivo ayudar a abordar una serie de comportamientos que incluyen el consumo de riesgo de  alcohol, los patrones de alimentación inadecuados, la falta de actividad física, el comportamiento sexual de riesgo y el consumo de tabaco. La versión anterior de la Guía de 2007 fue comentada en el blog y destacamos la importancia que daban a la participación de los pacientes a la hora de diseñar la Guía, teniendo una visión de medicina centrada en la persona. Este enfoque tiene en cuenta las necesidades de la gente y de la familia. También tiene en cuenta el contexto social, cultural y económico, la motivación y las habilidades, incluyendo posibles barreras que hay que encarar para lograr y mantener el cambio de comportamiento. La  atención centrada en la persona implica compasión, dignidad y respeto. Además la Guía no se olvida de la importancia de la equidad desde los servicios sanitarios para mitigar las desigualdades en salud.
 
 
La Guía hace un total de 17 recomendaciones dirigidas tanto a responsables sanitarios, como a profesionales sanitarios. Con respecto a estos últimos destacan la importancia de:
·         Usar las técnicas de cambio de comportamiento que se han demostrado eficaces cuando diseñemos intervenciones.
·         Reconocer los momentos en los que las personas pueden ser más abiertos al cambio, por ejemplo en un momento en que cambia la vida (tales como convertirse en padre), o al ser diagnosticados de alguna enfermedad.
·         Asegurarse de que el cambio de conducta se mantiene a largo plazo, por lo menos un año.
·         La formación de los profesionales para cambiar conductas de salud.
·         Resaltan la importancia de las intervenciones breves y del consejo de salud en la consulta, además de poder proporcionar intervenciones breves más largas e intervenciones individuales intensivas.
  En la nota de prensa de lanzamiento de la nueva Guía Nice se advierte que cambiar comportamientos en salud no es fácil, y abarca desde la individualización de una alimentación sana y equilibrada para un paciente concreto, hasta las medidas de salud pública como la prohibición de fumar en lugares públicos. En la presentación  Nice Pathways  se puede ver un árbol de decisiones sobre cómo abordar el cambio de comportamiento.