jueves, 16 de julio de 2015

Chocolate y salud cardiovascular


Pueden estar contentos los editores de la revista Heart y los autores del articulo Habitual chocolate consumption and risk of cardiovascular disease among healthy men and women por la gran repercusión que ha tenido la publicación de su estudio en los medios de comunicación y las redes sociales. Su índice de impacto en el medidor Altmetric ha sido muy elevado y se ha situado entre el 5% de todos los artículos medidos según este sistema. Llama la atención que haya tenido impacto sobre todo en USA, Reino Unido, y España: ¿Será porque gusta más el chocolate en estos países?  
 
 

Sobre alimentos que dicen proteger o mejorar la salud ya hemos hablado en el blog (Ver alimentos saludables), e hicimos referencia al chocolate y a mejora del síndrome metabólico con su consumo. Ahora toca comentar el nuevo estudio. Se trata de un estudio observacional prospectivo de cohortes en el que se ha analizado la relación entre consumo de chocolate y el riesgo de ictus y enfermedad cardiovascular. Los autores midieron el consumo de chocolate al principio del estudio, dividieron a los participantes en cinco grupos según su consumo,  y siguieron a los más de 20.000 pacientes durante 11 años para ver quien desarrollaba enfermedad cardiovascular. Los autores han hecho, además, una revisión sistemática y un meta análisis sobre consumo de chocolate y salud cardiovascular. Después de ajustar por una serie de factores de confusión comunes (consumo tabaco, edad, sexo, IMC y otros) los autores han encontrado que los que consumían mas chocolate tenían menos riego de ictus y enfermedad cardiovascular (no significativo). Los autores concluyen que la evidencia acumulada sugiere que el alto consumo de chocolate se asocia con menor riesgo de eventos cardiovasculares, aunque no se descarta que haya factores de confusión que hayan influido en el resultado.
Uno de los factores de confusión posibles es que la ingesta de chocolate se midió de forma puntual al inicio del estudio y no se tuvieron en cuenta los cambios del consumo durante todo el desarrollo del mismo, y que consumen más chocolate las personas más sanas y las que hacen más actividad física.
El mensaje si nos preguntan en la consulta por este estudio seria que si nuestro paciente está sano, comer chocolate probablemente no dañe su salud e incluso podría mejorarla, aunque el estudio no es concluyente. Advertir que el azúcar y la grasa del chocolate pueden contribuir a la ganancia de peso.
Volviendo a la pregunta inicial que nos hacíamos sobre si el impacto del estudio en diferentes países estaba relacionado con su mayor consumo, la respuesta es NO. En el país europeo de mayor consumo (Suiza) el impacto ha sido bajo.