lunes, 13 de julio de 2015

Como curarse la resaca del alcohol

El manejo de la resaca como consecuencia del consumo excesivo de alcohol ha sido motivo de atención en los medios últimamente. El suplemento Buena Vida de El País se interroga sobre si el “Resacón a los 40: por qué es mucho peor que a los 20”. Como se comenta en el artículo la resaca por el consumo excesivo de alcohol es un fenómeno frecuente pero poco estudiado, aunque hay grupos de investigación interesados en el tema (Alcohol Hangover Research Group). Independientemente de que haya un pequeño porcentaje de  personas que sean resistentes a la resaca (Are some drinkers resistant to hangover? A literature review), lo que nos interesa saber es como prevenir y curar la resaca. Este es el enfoque que di en la entrevista con la periodista del suplemento, la mejor forma de curar la resaca por el consumo excesivo de alcohol es no beberlo. Si ya estamos sufriendo los síntomas de la resaca la mejor opción es hidratarse adecuadamente, tomar algún analgésico como paracetamol, alimentos azucarados, y bebidas isotónicas. Todos sabemos que es falso y peligroso intentar paliar la resaca con más alcohol (NHS Choices  Hangover cures).
 
La absorción del alcohol se ralentiza con la comida, y se hace más rápida con las bebidas burbujeantes. Si consumimos alcohol con bebidas energéticas nos dará la sensación de estar más despiertos al contrarrestar el efecto “sedante” del alcohol  y seguiremos bebiendo alcohol (Ver Bebidas energeticas y consumo de alcohol) . A recordar que el consumo de tabaco empeora la resaca (Role of Tobacco Smoking in Hangover Symptoms Among University Students).
 

 
La llave para evitar la resaca es no beber alcohol y/o medir lo que consumimos. A este respecto el enfoque más oportuno es el cálculo de las unidades de alcohol que bebemos de forma regular o de forma puntual. Se trata de repensar nuestro consumo. Es lo que nos propone la página web  del Departamento de salud de Estados Unidos NIH news in Health donde disponemos de calculadoras para repensar los distintos aspectos del consumo de alcohol como cuanto alcohol bebemos con un coctel, cuantas calorías estamos consumiendo con una bebida alcohólica (ver Alcohol e ingesta de calorías), cuánto dinero nos estamos gastando, o que concentración alcanza el alcohol en nuestra sangre. La idea de cuantificar el consumo de alcohol en unidades fue introducida en Reino Unido en 1997 para ayudar a que las personas pudieran ser conscientes de su consumo (NHS choices Alcohol Units).  En España solo he encontrado una página web oficial  del MSSSI donde se informa a la población general sobre el tema. Desde el grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS proponemos que se actualice y complete. Creemos que es importante que la población general conozca los límites establecidos para considerar lo que es un consumo de riesgo de alcohol, y que los profesionales sanitarios  abordemos en tema en nuestras consultas (Abordaje del consumo de riesgo de alcohol desde atención primaria) (Taller Mójate con el alcohol).