miércoles, 22 de julio de 2015

¿Podemos prescribir naturaleza en la consulta?


"Aquí tiene su receta, caminar por el bosque cinco veces a la semana durante una hora". Así ven el futuro en un reciente artículo de la BBC Can you prescribe nature?. En la noticia se hacen eco de la publicación reciente en la revista Proceedings of the National Academy of Science  del estudio  "Nature experience reduces rumination and subgenual prefrontal cortex activation". Este estudio ha encontrado que las personas que caminaron durante 90 minutos en un espacio natural, en contraposición a los participantes que caminaban en un entorno urbano de alto tráfico, mostraron disminución de la actividad en una región del cerebro asociado con un factor clave en la depresión. También se encontraron niveles más bajos de rumiación de pensamientos negativos.
 Más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos, y se prevé que aumente al 70 por ciento en unas pocas décadas. Se está ligando la urbanización y la desconexión de la naturaleza con los trastornos mentales como la depresión,  y parece que los habitantes de la ciudad tienen un 20 por ciento de mayor riesgo de trastornos de ansiedad y un 40 por ciento más riesgo de trastornos del estado de ánimo en comparación con las personas de las zonas rurales. Las personas nacidas y criadas en ciudades tienen el doble de probabilidades de desarrollar esquizofrenia.
Un estudio anterior del mismo autor llegó a la conclusión que la naturaleza puede tener un efecto positivo sobre el estado de ánimo y aspectos de la función cognitiva, incluyendo la memoria, así como un efecto de amortiguación sobre la ansiedad. The benefits of nature experience: Improved affect and cognition.
Los dos  estudios son parte de un creciente cuerpo de investigación que explora la conexión entre la naturaleza y el bienestar humano. The Natural Capital Project se centra en cuantificar el valor de los recursos naturales para la población y la predicción de los beneficios de las inversiones en la naturaleza.  
 También en nuestro país se ha estudiado la asociación entre el disfrute de espacios verdes (parques, campos, etc.) y azules (playas, ríos, etc.) con la salud de las personas en el estudio Natural outdoor environments and mental and physical health: Relationships and mechanisms. Tras analizar los datos de los adultos entrevistados entre 2010 y 2012 como parte de la Encuesta de Salud de Cataluña, los autores llegan a la conclusión que los espacios verdes y elementos relacionados con la naturaleza como los árboles mejora de forma significativa la percepción que tienen los seres humanos sobre su salud en general y sobre su salud mental en particular (leído en La Vanguardia).

Parque natural Tiglav en Eslovenia

¿Te animas a prescribir naturaleza?