jueves, 17 de septiembre de 2015

Cáncer de pulmón, cribado y abandono del tabaco


Un pequeño, pero significativo estudio, acaba de ser publicado en la revista JAMA, Attitudes and Perceptions About Smoking Cessation in the Context of Lung Cancer Screening, sugiriendo que el cribado del cáncer de pulmón puede afectar negativamente la disposición de los fumadores cribados a abandonar el consumo de tabaco. Los servicios sanitarios podrían estar gastándose muchos millones de dólares con el cribado que podrían haber sido empleados en ayudar a los fumadores a dejar de fumar.
 

El cribado del cáncer de pulmón es tema actual de discusión en nuestro país, y de interés para el Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la salud y de nuestro blog (Ver  Recomendaciones para el cribado del cáncer de pulmón).

 La oferta de hacerse una prueba para la detección precoz del cáncer de pulmón a un fumador puede considerarse como una oportunidad de intervención para animarle al abandono del tabaco, de hecho los servicios sanitarios americanos ofrecen una sesión sobre asesoramiento antes del cribado. En el estudio citado un porcentaje alto de participantes referían menor motivación para dejar de fumar tras el cribado, incluyendo falsas ideas de que el cribado tenia los mismos efectos para su salud que el dejar de fumar. Otras falsas ideas asociadas al cribado incluían la de que todo el mundo se beneficiaba del mismo,  que ofrecía protección frente a la aparición del cáncer, minusvalorando el significado de la detección de nódulos pulmonares dudosos, y el refuerzo de la idea de que eran del grupo de los afortunados que podían esquivar los daños del consumo de tabaco. 
El estudio publicado se acompaña de un interesante comentario en la misma revista The Psychological Effects of Lung Cancer Screening on Heavy Smokers Another Reason for Concern. Desde luego que es más fácil ser cribado que dejar de fumar, y los profesionales sanitarios y fumadores tenemos que ser conscientes de la terrible adicción a la que nos enfrentamos en muchas ocasiones. Otro campo para la reflexión sería lo complejo que es transmitir a los pacientes que los cribados pueden tener sus beneficios y también sus riesgos para la salud que muchas veces se minusvaloran. La llamada disonancia cognitiva del fumador queda evidenciada en el estudio, el conflicto entre las creencias y los comportamientos en salud que les hace adaptar a los fumadores cribados las actitudes y creencias para hacerlos consecuentes con el comportamiento, más que en cambiarlo.
Tampoco hay que olvidar que el tabaco afecta a todo nuestro cuerpo y produce enfermedad en mas órganos y sistemas (Ver Las consecuencias para la salud del tabaco. 50 años del Informe del Cirujano General).
 
Todo ello coincide con la publicación en La revista digital Noticias semFYC del necesario artículo “La problemática que afecta al cribado del cáncer de pulmón”. Un artículo muy esclarecedor para entender que significa que se reduzca en un 20% el riesgo relativo de mortalidad por cáncer de pulmón con el cribado, como hay que valorar el problema de los falsos positivos, cual es la problemática de la aplicabilidad del cribado en la práctica clínica habitual, que hacemos con el coste, y que decirle al paciente que pregunta en la consulta. Un buen artículo de Miguel Ángel Lobo y Merçé Marzo.