jueves, 10 de marzo de 2016

¿Puede una sociedad científica médica promocionar el consumo de alcohol como saludable?

¿Puede una sociedad científica médica promocionar el consumo de alcohol como saludable? Esta es la pregunta que nos hacemos desde el grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS. En los últimos meses estamos asistiendo a la publicación de numerosos documentos sobre las bondades del consumo de cerveza para la salud. Ejemplo de ellos son los documentos que os citamos:“ El consumo moderado de cerveza como uno de los estilos de vida que debe llevar un hipertenso”. “El consumo moderado de cerveza dentro de un estilo de vida saludable”. “Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus”. Además se está promocionando el consumo de cerveza para perder peso, para hidratarse los mayores, en embarazadas, o dentro de lo que llamamos la Dieta Mediterránea entre otros campos de la salud. La industria de la cerveza está invirtiendo muchos recursos y dinero para la promoción del consumo de cerveza como saludable.
 
Nuevos artículos han aparecido en los últimos meses que nos pueden hacer reflexionar sobre si esta promoción del consumo de cerveza por parte de las sociedades científicas médicas es algo aceptable.
¿Realmente son preocupantes las consecuencias sanitarias y sociales del consumo de alcohol? Sobre los daños que causa el alcohol en España no hay nada más que leer el artículo de 2014 publicado en la Revista Española de Salud Pública  Estudios poblacionales en España sobre daños relacionados con el consumo de alcohol. “En 2011 pudo ser atribuibles al alcohol el 10% de la mortalidad total y aproximadamente el 30% de la mortalidad por accidente de tráfico en la población de 15-64 años”. No hay que insistir más.
¿Está claro el supuesto efecto protector cardiovascular del consumo de alcohol? Sobre el polémico papel protector cardiovascular del consumo de alcohol, un nuevo estudio publicado en Circulation 2016  Alcohol and Immediate Risk of Cardiovascular Events: A Systematic Review and Dose-Response Meta-Analysis concluye que  aumenta el riesgo cardiovascular después de consumir cualquier cantidad de alcohol. Se trata de un tema controvertido, en el que se alternan estudios a favor y en contra del efecto protector cardiovascular del consumo de alcohol. La relación entre consumo de alcohol y mortalidad es compleja y variable según de qué enfermedad cardiovascular se hable. El consumo de alcohol aumenta inequívocamente el riesgo de Enfermedad hipertensiva, Ictus hemorrágico y Fibrilación Auricular. En relación a la cardiopatía isquémica (CI), la relación es más compleja. Sabemos que por encima de 30 grs/día aumenta el riesgo de CI sin embargo, el consumo de menos de 30 grs/ día puede tener cierto beneficio en la CI  pero este debe matizarse explícitamente puesto que se ha exagerado y sobredimensionado por diversos problemas metodológicos en los estudios prospectivos. Si existe este efecto hay que considerar que no es generalizable en todos los casos y condiciones.
¿Tiene beneficios a nivel poblacional el consumo de alcohol? Los beneficios del consumo de alcohol a nivel poblacional es objetivo del estudio publicado en el BMJ 2015 All cause mortality and the case for age specific alcohol consumption guidelines: pooled analyses of up to 10 population based cohorts. Concluyen que el consumo de alcohol parece proporcionar entre poca y ninguna protección contra la mortalidad en la mayoría de los grupos por sexo y edad.
¿Qué se sabe sobre el consumo de alcohol y riesgo de cáncer? El Committee on Carcinogenicity of Chemicals in Food, Consumer Products and the Environment (COC)  de Reino Unido afirma en 2015 que cualquier consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer (boca, garganta y mama) y no hay justificación para consumir alcohol por razones de salud.
¿Qué otras cosas hay que considerar? Sobre el peligro del alcohol como causante de adicción, su papel en los accidentes de tráfico, en la violencia de género, y en los problemas hepáticos entre más de 60 problemas de salud que se relacionan, no vamos a entrar. Quien quiera profundizar más puede leerse el documento Alcohol in the European Union. Consumption, harm and policy approaches, World Health Organization, Regional Office for Europe,Copenhagen, 2012.
¿Qué se espera de una sociedad científica? Sinceramente nuestro grupo esperaría que una sociedad científica responsable tuviera un mensaje claro sobre los riesgos del consumo de alcohol en los pacientes y que fomentase la detección precoz del consumo de riesgo y perjudicial de alcohol (USPSTF 2013), la intervención breve sobre este (PAPPS 2014) y el manejo de los pacientes que son dependientes al alcohol siguiendo las recomendaciones nacionales e internacionales. Además les pediríamos que apoyasen las medidas de prevención y control del consumo perjudicial de alcohol que se han demostrado efectivas, y que no incluyen la promoción de su consumo como saludable. (Ver prevención de los problemas derivados del alcohol).
Si no hay conclusiones claras sobre el efecto protector cardiovascular del alcohol, su consumo aporta poca y ninguna protección contra la mortalidad en la mayoría de los grupos por sexo y edad, cualquier consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer, y hay otros graves problemas asociados a su consumo, no hay justificación alguna para que una sociedad científica promocione entre los pacientes el consumo de alcohol. ¿Podemos considerar como “responsable a una sociedad científica que ofrece una recomendación que puede hacer mucho daño a nuestros pacientes? Nuestro grupo considera que hay una responsabilidad profesional muy importante que tenemos los médicos, y sanitarios en general, para promocionar estilos de vida saludables en el que la promoción del consumo de alcohol va en contra de sus principios. Por tanto, estamos ante un conflicto en el que creemos, que si no se llega a un acuerdo, debe mediar la Comisión Deontológica de la Organización Médica Colegial.

Ante un asunto de esta relevancia, consideramos que  se debe hacer un ejercicio de transparencia, y que estas sociedades hicieran públicos sus posibles conflictos de intereses en este tema, pues no debe existir sospecha alguna acerca de la posible relación con la industria alcoholera. Nuestro grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS no declara ningún tipo de conflicto de intereses.
Este blog es un espacio de opinión e intercambio del grupo educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS. Si alguien se ha sentido ofendido por lo que escribimos o tiene otra visión de los temas que tratamos puede expresar abiertamente sus opiniones y exponer comentarios, siempre apoyados en trabajos y publicaciones de reconocido interés científico. Vamos a mantenernos firmes en la defensa de la promoción de la salud, y veríamos con buenos ojos una pertinente aclaración por parte de las sociedades científicas implicadas. Rectificar no solo es de sabios, sino que es una de las más importantes lecciones en el progresivo avance del conocimiento científico.

También deseamos que se definan sobre esta promoción del consumo de alcohol nuestras autoridades sanitarias, desde el Ministerio de Sanidad hasta las Consejerías de Salud de las CCAA.
Entendemos que nuestra postura haya causado conflictos con otras sociedades científicas cercanas. No es nuestra intención promover enfrentamientos entre las Sociedades Científicas, ni mucho menos dificultar el necesario acercamiento y la confluencia entre las sociedades científicas medicas de Atención Primaria. Sabemos que no es fácil el papel de los compañeros que están ejerciendo labores de responsabilidad en nuestra sociedad científica, pero entendemos que la confluencia debe basarse en compartir principios esenciales para la medicina de familia y el profesionalismo médico.
Más aun, desde nuestro grupo proponemos la  elaboración de un documento conjunto, destinado al Congreso y al nuevo Ministerio de Sanidad, donde las sociedades científicas médicas de Atencion primaria y afines de Salud Pública nos definiéramos y aportáramos para la prevención y control del consumo de riesgo y perjudicial de alcohol en nuestro país.
Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS